Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Salvador también pedirá “explicaciones” a EEUU

El Salvador anunció este miércoles que pedirá “explicaciones” por “canales diplomáticos” a Estados Unidos por el supuesto espionaje de que fue objeto por parte de la red denunciada por el exanalista de la CIA Edward Snowden.


Publicidad

El Gobierno de El Salvador solicitará las explicaciones de las autoridades estadounidenses respecto a este asunto, a través de los canales diplomáticos correspondientes“, señaló la Cancillería salvadoreña en un comunicado.

Según documentos publicados el martes por el periódico brasileño O Globo, la red de espionaje de Estados Unidos denunciada por Snowden se expandió por toda América Latina y aunque se enfocó en Brasil, México y Colombia, abarcó a otros países, entre ellos El Salvador.

Fueron espiados en forma constante, aunque con menor intensidad, Venezuela, Argentina, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Paraguay, Chile, Perú y El Salvador“, aseguró O Globo.

La Cancillería salvadoreña expresó en su comunicado la “preocupación” del Gobierno “ante la denuncia periodística relacionada con el posible espionaje a países latinoamericanos, incluyendo El Salvador”.

“Nuestro Gobierno está dando seguimiento a esta situación para verificar la veracidad de la misma, pues riñe con el principio de soberanía y violenta los derechos a la privacidad de los salvadoreños”, dijo el vicecanciller de Cooperación para el Desarrollo y canciller encargado, Jaime Miranda, citado por la nota oficial.

El exanalista de la CIA Edward Snowden es acusado por EE.UU. de violar la ley de espionaje estadounidense tras filtrar detalles de dos programas secretos de vigilancia de registros telefónicos y comunicaciones en internet desde agencias del Gobierno.

Snowden, de 30 años, se encuentra desde el pasado 23 de junio en la sala de tránsito del aeropuerto Sheremétievo de Moscú, adonde llegó en un vuelo procedente de Hong Kong. EFE