Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Existen planes de experimentos riesgosos con la gripe aviar

(AP Foto/Takeshi Noda/University of Tokyo, Science)

Washington (AP) — Los científicos que suscitaron una controversia al crear versiones de la gripe aviar de fácil propagación con fines de investigación quieren repetir dichos experimentos usando una nueva cepa riesgosa, pero esta vez, el gobierno federal estadounidense promete un escrutinio especial del procedimiento.


Publicidad

Desde que estalló en China en marzo, la gripe aviar H7N9 China e ha infectado a más de 130 personas y ha matado a 43. Algunos de los investigadores más prominentes del mundo argumentan que alterar genéticamente ese virus en laboratorios de máxima seguridad es esencial para determinar de qué modo se producen sus mutaciones como para llegar a convertirse en una amenaza para los seres humanos, incluso quizá la próxima pandemia.

“No podemos evitar epidemias ni pandemias, pero podemos acumular conocimientos críticos con anticipación” para ayudar a los países a prepararse y responder mejor, dijo Ron Fouchier, de la Universidad Erasmus en Holanda, a The Associated Press.

En cartas publicadas el miércoles en las revistas Science y Nature, Fouchier y colegas de una decena de centros de investigación en Estados Unidos, Gran Bretaña y Hong Kong trazaron planes para crear cepas potencialmente más firmes, incluso algunas que pudieran transmitirse fácilmente por el aire entre conejillos de Indias. Afirmaron que ese trabajo podría poner de manifiesto las mutaciones más importantes para observar cómo se propaga o determinar cómo producir vacunas.

El anuncio es un intento por contrarrestar el tipo de controversia internacional que estalló en 2011 cuando Fouchier y Yoshihiro Kawaoka, de la Universidad de Wisconsin en Madison, crearon cepas fáciles de propagar de otro tipo mortífero de gripe aviar, la más conocida H5N1. Las preocupaciones que se plantearon fueron cómo precaverse de accidentes de laboratorio con las cepas producidas por los seres humanos y si la publicación de las conclusiones de la investigación pudieran ayudar a los bioterroristas. Los trabajos sobre el H5N1 fueron publicados.

Ahora los investigadores se proponen explicar al público anticipadamente por qué quieren llevar a cabo más experimentos peligrosos y cómo controlarán los riesgos.

El gobierno de Barack Obama ya ha intensificado la vigilancia de las investigaciones con gérmenes peligrosos. El miércoles, el Departamento de Salud y Servicios Humanos anunció una medida extra: además de la revisión científica, los investigadores que propongan crear cepas fácilmente transmisibles de la nueva H7N9 deberán aprobar una revisión especial de un panel de expertos que sopesarán los riesgos y beneficios potenciales del trabajo.

“Existen argumentos firmes para hacerlo” pero debe ser hecho adecuadamente o no hacerse, afirmó el doctor Anthony Fauci, del Instituto Nacional de Salud, que remitirá dichos proyectos al panel especial de Salud y Servicios Humanos.

“No será una aprobación automática”, aseguró Fauci. “Si esta revisión percibe que el riesgo será excesivo, se recomendará que no se haga y no lo financiaremos”.

La revisión extra es para los investigadores que reciben fondos federales; no hay modo de saber qué investigaciones podrían estar llevándose a cabo con financiación privada.

* Foto de Portada: Esta imagen sin fecha suministrada por la publicación Science y la Universidad de Tokio muestra partículas infecciosas del virus H7N9 en una célula. Los científicos que suscitaron una controversia al crear versiones de la gripe aviar de fácil propagación a fines de investigación quieren probar nuevamente dichos experimentos usando una nueva cepa preocupante. Esta vez, el gobierno federal promete un escrutinio especial del procedimiento, según se informó el 7 de agosto del 2013 (AP Foto/Takeshi Noda/University of Tokyo, Science)