Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ban Ki-moon entrega al Consejo de Seguridad informe sobre ataque químico en Siria

Naciones Unidas, 30 ago (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, informó hoy a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad sobre el trabajo de los expertos que investigan la denuncia de un ataque químico en Damasco la semana pasada.


Publicidad

Ban se reunió con los representantes de EE.UU., Francia, Reino Unido, Rusia y China para compartirles un “resumen” del trabajo del profesor sueco Ake Sellström y el equipo de inspectores, dijo ante la prensa el portavoz de la ONU, Martin Nesirky.

El secretario general les ha explicado que los expertos han podido visitar hospitales, entrevistar a víctimas y médicos, y las zonas del ataque, donde hablaron con testigos y recogieron muestras”, detalló el portavoz.

Poco antes del encuentro con los embajadores, Ban conversó con el profesor Sellström y con su alta representante para Asuntos de Desarme, Angela Kane, quien ya ha abandonado Siria y con quien se reunirá personalmente mañana en Nueva York.

La reunión de hoy llega después de que los representantes de los cinco países con poder de veto en el Consejo hayan intentado sin éxito en dos ocasiones consensuar una respuesta de la comunidad internacional a las denuncias de un ataque químico en Damasco.

Por un lado, Reino Unido, con el apoyo de Francia y Estados Unidos, presentó un borrador de resolución que propone autorizar el uso de la fuerza para proteger a la población siria frente a quienes usen armas químicas.

Por otro, China, y especialmente Rusia, tradicional aliado del régimen de Bachar al Asad, que han bloqueado cualquier intento de que ese texto circulara entre el resto de los miembros del Consejo, y que rechazan una intervención militar.

Mientras Ban estaba reunido con los embajadores, el secretario de Estado, John Kerry, dijo en rueda de prensa que el Gobierno de EE.UU. respeta el trabajo que están haciendo los inspectores de Naciones Unidas pero “no nos pueden decir nada que no sepamos ya”.

La Casa Blanca divulgó un informe de inteligencia que establece que 1.429 personas, entre ellas al menos 426 niños, murieron en el ataque con armas químicas del 21 de agosto pasado en la periferia de Damasco y atribuye esa acción al régimen sirio.

Mientras, los inspectores de la ONU concluyeron hoy la primera fase de su investigación en Siria con entrevistas y la recogida de pruebas del ataque del 21 de agosto, y posteriormente volverán al país para investigar otras denuncias de ataques químicos formuladas por ambas partes.

El Gobierno sirio trasladó hoy a Ban su rechazo a “cualquier informe parcial” de la ONU antes de que sus expertos cumplan con su misión en Siria, donde ha pedido que visiten las zonas en las que sus soldados se vieron afectados por gases tóxicos.

La rebelde Coalición Nacional Siria (CNFROS) denunció la semana pasada que al menos 1.300 personas murieron en un ataque del 21 de agosto lanzado por el Ejército sirio, unas acusaciones que fueron negadas por las autoridades del régimen de manera inmediata. EFE