Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Al-Shabab ataca dos pueblos de Kenia

Foto Archivo LA República

NAIROBI, Kenia (AP) — El grupo extremista islámico que dejó más de 65 muertos en un centro comercial de Nairobi atacó dos pueblos de Kenia cerca de la frontera somalí, donde mató a tres personas. El líder del grupo somalí, afiliado a al-Qaida, amenazó con continuar los ataques hasta que los soldados de Kenia salgan de Somalia.


Publicidad

El líder de al-Shabab dijo en un mensaje que no hay modo de que Kenia pueda “soportar una guerra de desgaste dentro de su propio país”.

“Elijan hoy y retiren todas sus fuerzas”, dijo Mujtar Abu Zubeyr, también conocido como Godane, en una nueva declaración cargada en internet el miércoles por la noche. “De otro modo prepárense para una abundancia de sangre que será derramada en su país, la ruina económica y el desplazamiento”.

Al-Shabab atacó el sábado un lujoso centro comercial y se mantuvo en su interior con rehenes en un incidente que dejó por lo menos 67 muertos. Expertos forenses de varios países, entre ellos Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania, continuaban su tarea el jueves reconstruyendo la escena del crimen, tomando huellas dactilares, muestras de ADN y efectuando análisis balísticos.

Al-Shabab dijo que el ataque contra el centro comercial en Nairobi no fue dirigido solamente contra Kenia, sino que fue además “una represalia contra los estados occidentales que respaldaron la invasión keniana y están derramando la sangre de musulmanes inocentes para despejar el camino para sus compañías de minerales”, de acuerdo con la declaración de Godane.

El jueves temprano, al-Shabab atacó el pueblo fronterizo de Mandera, donde mató a dos policías, hirió a tres y destruyó 11 vehículos, dijo el jefe regional de policía Charlton Mureithi.

El miércoles por la noche, al-Shabab atacó el pueblo fronterizo de Wajir, al sudoeste de Mandera. El ataque con fusiles y granadas dejó un muerto y cuatro heridos.

Kenia ha padecido muchos ataques de al-Shabab a lo largo de su frontera de 682 kilómetros (423 millas) con Somalia, pero los dos más recientes tienen un nuevo significado después del ataque al centro comercial en plena capital del país.

En la morgue en el centro de Nairobi donde fueron llevados los cadáveres recuperados en el centro comercial, familiares sollozaban mientras esperaban para poder llevarse los cuerpos de sus seres queridos.

Al menos 18 extranjeros estaban entre quienes murieron cuando los extremistas islámicos irrumpieron el sábado en el centro comercial Westgate Mall, disparando fusiles automáticos y lanzando granadas. Entre ellos había ciudadanos de Gran Bretaña, Francia, Australia, Holanda, Canadá, India, Perú, Ghana, Sudáfrica y China. Los británicos redujeron el número de sus muertos a cinco, explicando que una víctima resultó ser keniana, no británica.

Además de los muertos, 175 personas fueron heridas, incluyendo más de 60 que seguían hospitalizadas.

Las autoridades dijeron que al menos cinco de los milicianos de al-Shabab murieron y otros 11 sospechosos fueron arrestados.

En su declaración, el líder de al-Shabab leader Godane dijo que “algunos” de sus combatientes habían muerto, indicando posiblemente que otros escaparon.

______

Por TOM ODULA y DAVID RISING, Associated Press. El periodista de Associated Press David Rising en Nairobi, Kenia contribuyó a este informe.