Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Denuncian plan guerrillero contra Uribe

BOGOTA, Colombia (AP) — El ministro de la Defensa Juan Carlos Pinzón reveló el martes que han detectado un plan de una combativa unidad de las FARC para atentar contra la vida del ex mandatario Alvaro Uribe, cuyo esquema de seguridad junto al de su familia ya involucra a 300 funcionarios.


Publicidad

Pinzón se reunió el martes temprano con el ex presidente (2002-2010) “para informarle sobre un plan que se detectó para atentar contra su vida, por parte de la Columna Móvil Teófilo Forero de las FARC”, dijo el ministro al leer un breve comunicado ante reporteros.

El ministro no respondió preguntas y sólo agregó que se hará “todo lo necesario para garantizar la seguridad e integridad del ex mandatario y protegerlo, así como llegar a los responsables de estas amenazas”.

Uribe, un abogado de 61 años, es uno de los mayores críticos de las actuales negociaciones de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“El presidente Santos ordenó, que además del esquema de seguridad actual del ex presidente Uribe y de su familia que compromete a cerca 300 funcionarios, se haga todo lo necesario para garantizar” su seguridad. Uribe está casado con Lina Moreno de Uribe y tiene dos hijos, Tomás y Jerónimo.

Uribe tras dejar el gobierno vive en un recinto de la policía en el norte de Bogotá. Su esposa vive en Antioquia, 250 kilómetros al noroeste de Bogotpa, y sus hijos, ya casados, viven en sus respectivos domicilios.

En breves declaraciones a reporteros en un acto en Bogotá, el ex mandatario dijo que las autoridades no le dieron detalles del supuesto plan.

“Ni pregunté”, acotó.

“Doy las gracias porque las fuerzas armadas de Colombia me protegen mucho…la seguridad ha estado bien”, dijo Uribe rodeado de al menos media docena de escoltas a sus espaldas, como normalmente se le ve, en un acto de apoyo a su candidato a las elecciones presidenciales de mayo del 2014, su ex ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga.

“Reitero mis agradecimiento al ministro, al presidente de la República”, por las medidas de seguridad en su favor, señaló Uribe, frecuente crítico del presidente Santos por el tema de la seguridad en el país y la guerrilla.

“Ustedes saben cómo soy de criticón yo…en esa parte (de su seguridad) no tengo sino agradecimientos” con el gobierno, añadió Uribe entre risas al ser consultado sobre si cambiaría su agenda y si consideraba que ese supuesto plan era consecuencia directa de sus críticas a las negociaciones de paz con la insurgencia.

Tomás Uribe, el hijo mayor del ex gobernante, comentó telefónicamente a la AP que no había sido notificado por ninguna autoridad de eventuales ataques de la guerrilla contra su padre o demás familiares.

Recordó que tanto él como su hermano Jerónimo tienen escolta desde 1995 cuando Uribe se desempeñó como gobernador del departamento de Antioquia, al noroeste del país.

Hizo hincapié en que ni él ni su hermano o su madre han sido víctimas de atentados.

Sin embargo, en 2002, cuando estaba en campaña para la Presidencia, Uribe salió ileso de un ataque por parte de los rebeldes en Barranquilla, a 700 kilómetros al norte de Bogotá.

Cuando el 7 de agosto de 2002 Uribe se posesionó como presidente, la guerrilla atacó con morteros artesanales la sede de gobierno, pero al final, los artefactos explosivos cayeron en las cercanías del palacio y unas 15 personas murieron.

En su gobierno, el ex mandatario arremetió militarmente contra la guerrilla, le propinó algunos de los más duros golpes y logró su repliegue. Uribe es acompañado por escoltas desde que en 1984 un comando guerrillero asesinó a su padre Alberto Uribe Sierra en una finca del departamento de Antioquia.

La Columna Teófilo Forero, al mando de Hernán Darío Velásquez, alias El Paisa, ha sido responsabilizada por las autoridades de atentados como el ocurrido en febrero del 2003 en un club del norte de Bogotá con un saldo de 36 muertos, y en diciembre del 2006 el secuestro y asesinato del gobernador del sureño departamento de Caquetá, Francisco Cuéllar.

En mayo del 2012, el ex ministro del Interior Fernando Londoño (2002-2003) sufrió heridas leves en un atentado a su auto blindado en una vía del norte del Bogotá, y dos de sus escoltas fallecieron en la explosión, inicialmente atribuida a la unidad Teófilo Forero.

El ex ministro, uno de los más cercanos aliados de Uribe, ha dicho que el atentado en su contra fue ordenado por los rebeldes debido a que también es uno de sus acérrimos críticos.

 

 

Vídeo relacionado

http://youtu.be/_vJIE7IDaDY