Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La deforestación de la Amazonía brasileña aumenta un 28%

Brasilia, 14 nov (EFE).- La tasa de deforestación de la Amazonía brasileña aumentó un 28 por ciento entre agosto de 2012 y julio de 2013 respecto a los doce meses anteriores a ese período, tras haber caído durante cuatro años consecutivos, informó hoy el Gobierno.


Publicidad

Durante el período medido, fueron cortados 5.843 kilómetros cuadrados de árboles respecto a los 4.571 kilómetros cuadrados del ciclo anterior, según los datos preliminares del Proyecto de Monitorización de Floresta Amazónica por Satélite llevado a cabo por el Instituto Nacional de Investigaciones Especiales (Inpe).

En contraposición con los datos de este año, a fines de 2012 el Ministerio de Medio Ambiente brasileño había anunciado la menor tasa de deforestación registrada desde el inicio de la serie histórica, en 1988, en el considerado pulmón vegetal del mundo.

La ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixeira, negó que el aumento de la deforestación en Brasil esté relacionado con una “restricción” de los recursos por parte del Gobierno y apuntó como causa un aumento de los delitos.

“Es inaceptable que se produzca un aumento de la deforestación en Brasil basado en la ilegalidad”, declaró hoy Teixera en rueda de prensa.

Los estados amazónicos más afectados fueron los de Pará y Mato Grosso, que experimentaron un aumento de la deforestación del 37 y 52 %, respectivamente, mientras que esta se redujo en los estados de Amapá (-59 %), Acre (-35 %) y Tocantins (-17 %).

Para el coordinador de la “Campaña Amazónica” de Greenpeace, Namarcio Astrini, los resultados publicados hoy “confirman que los deforestadores han perdido el miedo a ser detectados” por los satélites.

“La explicación es que el Gobierno brasileño entró en un peligroso juego de alianza con legisladores que representan a los deforestadores en el Congreso”, explicó a Efe.

A su juicio, los datos son también consecuencia del nuevo Código Forestal de Brasil, que prevé una “amnistía” para los productores que ocuparon áreas de preservación hasta julio de 2008.

La presentación de los datos coincide con la Conferencia de las Partes de Cambios Climáticas (COP19), que se celebra en Varsovia hasta el día 22 de noviembre, y que tiene entre sus objetivos ampliar la discusión sobre las selvas.

En su plan contra el cambio climático, Brasil se ha comprometido voluntariamente a reducir la deforestación de la Amazonía hasta 2020 en un 80 % en relación a la cifra de 1990, lo que supone una meta de destrucción anual de 3.925 kilómetros cuadrados.

La deforestación es la principal causa de la emisión de CO2 a la atmósfera en Brasil, tanto por los gases que se liberan con los incendios forestales como por el oxígeno que se deja de generar. EFE