Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hija de John Kennedy viaja a Tokio para ser embajadora

TOKIO (AP) — Caroline Kennedy llegará a Japón este viernes como la nueva embajadora de Estados Unidos con una importante fortaleza: Ser el oído del presidente estadounidense.


Publicidad

Japón espera que la hija de 55 años del fallecido presidente John F. Kennedy trabaje de cerca con el presidente Barack Obama para abordar algunos temas urgentes para las dos naciones, dijeron analistas.

“Lo importante aquí es su fuerte conexión con Obama y una capacidad para poder descolgar el teléfono y hablar con Obama directamente en medio de la noche para consultas sobre temas urgentes”, dijo Ryuichi Teshima, profesor de diplomacia en la Universidad Keio en Tokio.

Los lazos cercanos de Kennedy con Obama surgieron a partir de un papel primordial en las elecciones primarias demócratas en 2008, cuando lo apoyó a él a pesar de que Hillary Clinton tenía ventaja como candidata.

Como la primera mujer embajadora de Estados Unidos en Japón, Kennedy también podría ser un modelo a seguir en un país que tradicionalmente ha restringido el papel de la mujer, dijo Toshihiro Nakayama, profesor de política internacional en la Universidad Aoyama Gakuin.

Los embajadores estadounidenses en Japón pueden agruparse en tres categorías, dijo. Hay nombres políticos, expertos en Japón y aquellos con lazos cercanos con el presidente. El ex vicepresidente Walter Mondale y el ex senador Mike Mansfield caen en el primer grupo. Edwin Reischauer, enviado del presidente Kennedy, estaría en el segundo.

Por lo general, las relaciones entre ambos países están niveladas, pero Obama y el primer ministro Shinzo Abe no son tan cercanos como a algunos les gustaría.

“No hay química posiblemente porque Obama no apoya los puntos de vista de derecha de Abe”, indicó Teshima.

Los temas bilaterales importantes incluyen las negociaciones comerciales del Acuerdo de Asociación Transpacífico, la reubicación de una base militar estadounidense en Okinawa y mejorar las guías de cooperación de defensa entre los dos países.

“Es un momento determinante en la relación Estados Unidos-Japón”, dijo Kennedy en una ceremonia en la embajada japonesa en Washington esta semana. Esta “relación es la piedra angular de la prosperidad, estabilidad y seguridad regional”.