Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuatoriana confiesa haber asesinado a su bebé en Nueva York

La ecuatoriana María Oliva G., de 23 años, fue acusada de asesinato en segundo grado por la muerte de su bebé recién nacido, al que presuntamente estranguló y arrojó su cuerpo a un contenedor de basura cerca de su hogar en Spring Valley, en el condado de Rockland, al norte de Nueva York, Estados Unidos.


Publicidad

María Oliva G. fue arrestada el martes y de acuerdo con el jefe de la policía de Spring Valley, Paul Modica, la mujer confesó haber asesinado a su bebé porque no lo quería.

La autopsia reveló que el niño nació vivo y que fue víctima de homicidio.

El cuerpo del bebé fue encontrado en una bolsa negra en el contenedor el pasado 12 de noviembre. Los agentes de la policía le llamaron “Baby Angel” y le realizaron un servicio fúnebre el 23 de noviembre.

La policía encontró un billete de la lotería en la bolsa donde estaba el cuerpo y le siguieron el rastro hasta una bodega en Spring Valley, detrás del cual estaba el contenedor.

María Oliva G. que tiene una niña de dos años y medio fue colocada bajo custodia de la agencia de protección infantil y fue arrestada una semana después de que la policía mostrara al público un vídeo de una mujer considerada persona de interés en el caso.

Modica indicó que confidencias recibidas por la policía de la comunidad y la prueba de ADN les llevaron al arresto de la emigrante, que había sido deportada en 2008 o 2009, y que se declaró no culpable del cargo de asesinato en segundo grado.

La ecuatoriana está en prisión sin derecho a fianza mientras su caso fue enviado ante un gran jurado como exige la ley en delitos graves. Será el gran jurado quien decidirá finalmente si avalan el cargo de asesinato o si le imponen otros cargos a María Oliva G.

La emigrante compartía el hogar con otros familiares quienes han asegurado que desconocían de su embarazo y lamentaron que esta no hubiese confiado en ellos.

“La hubiese podido ayudar con el bebé. Le ayudé con el pago del alquiler de su casa y otros gastos cuando estuvo embarazada” de la niña, dijo su hermano Luis Guaman, de 26 años, a la prensa. Según reporta El Diario de México.

 

Vídeo relacionado

http://www.youtube.com/watch?v=lLbbjvWNhSA