Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Putin dice que el espionaje de la NSA es necesario

MOSCU (AP) — El espionaje que realiza la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense es necesario para combatir al terrorismo

MOSCU (AP) — El espionaje que realiza la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense es necesario para combatir al terrorismo, pero el gobierno de ese país debe “limitar el apetito” de esa dependencia con reglas claras, afirmó este jueves el presidente ruso Vladimir Putin.


Publicidad

La declaración del mandatario representó un sorpresivo apoyo al gobierno de su homólogo norteamericano Barack Obama, que ha enfrentado múltiples críticas por el programa de espionaje de la NSA (siglas en inglés de la agencia).

El líder ruso habló en una estudiada conferencia de prensa anual que se transmitió en vivo por televisión durante cuatro horas y atrajo a cientos de periodistas desde las regiones más alejadas del país a una sala gigantesca en el centro de negocios de Moscú.

Putin, veterano de 16 años de la KBG y ex jefe del principal servicio de espionaje ruso, dijo que la vigilancia “no provoca alegría, pero tampoco es causa de arrepentimiento” porque es necesaria para combatir el terrorismo.

Sostuvo que es necesario supervisar a grandes núcleos de personas para exponer posibles contactos terroristas. Pero a nivel político “es necesario limitar el apetito de los servicios especiales con ciertas reglas”, dijo.

Putin agregó que la eficiencia de ese trabajo, y su afectación a la privacidad, está limitada por la incapacidad para procesar esa enorme cantidad de datos.

Cuando se le preguntó acerca del ex contratista de la NSA Edward Snowden, a quien Rusia dio asilo, Putin insistió en que no lo manipula. Aseguró que cualquier revelación aportada por Snowden debe provenir de actividades que hizo antes de aterrizar en Rusia e insistió en que Moscú aceptó darle refugio a condición de que detuviera lo que llamó “actividades antiestadounidenses”.

Por otro lado, Putin rechazó la acusación de que Moscú desplegó sus misiles de alta tecnología Iskander en su provincia de Kaliningrado, limítrofe con Polonia y Lituania, países miembros de la Unión Europea, pero agregó que es posible que haga eso como una manera de equilibrar el sistema de misiles de Estados Unidos colocado en Europa.

Tanto Polonia como Lituania han expresado su preocupación ante esa eventualidad, y Washington advirtió a Moscú que no hiciera actos desestabilizadores. Putin dijo que Rusia ha considerado esa posibilidad durante largo tiempo pero “no hemos tomado la decisión” de desplegarlos.

En relación a la crisis en Ucrania, insistió en que el rescate de Rusia a esa nación por 15.000 millones de dólares para estabilizar su economía fue motivado por el deseo de ayudar a un socio en difícil situación financiera y no tiene relación con las negociaciones entre esta nación y la Unión Europea.

El rescate del Kremlin a Ucrania llega en el contexto de las multitudinarias manifestaciones callejeras contra el presidente Viktor Yanukovych debido a su retroceso en la decisión de firmar un acuerdo económico con la UE y su acercamiento a Rusia.

Por otro lado, Putin dijo que perdonará al magnate petrolero Mijail Jodorkovsky, una decisión inesperada que permitirá a su mayor enemigo y ex hombre más rico de Rusia salir de la cárcel luego de estar una década allí.

La medida, junto con la amnistía para las dos integrantes de la banda punk Pussy Riot que siguen presas y los 30 tripulantes de un buque de Greenpeace, aparentemente apunta a aplacar las críticas internacionales en materia de derechos humanos de cara a los próximos Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, un proyecto muy importante para Putin.