Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Casi 500 muertos en semana de combates entre rebeldes en Siria

Beirut, 10 ene (EFE).- Al menos 482 personas han muerto en la última semana durante los choques entre combatientes de facciones rebeldes, en su mayoría islamistas, y miembros del Estado Islámico de Irak y del Levante, vinculado a Al Qaeda, en Siria, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Beirut, 10 ene (EFE).- Al menos 482 personas han muerto en la última semana durante los choques entre combatientes de facciones rebeldes, en su mayoría islamistas, y miembros del Estado Islámico de Irak y del Levante, vinculado a Al Qaeda, en Siria, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.


Publicidad

El grupo precisó que ha realizado un recuento de las víctimas que se han producido en los combates en las provincias de Idleb, Hama, Al Raqa y Alepo, en el norte del país, desde el pasado día 3 hasta la pasada medianoche.

Según la ONG, entre los fallecidos hay 85 civiles, de los que veintiuno fueron ejecutados por los extremistas, mientras que el resto perdió la vida por el intercambio de fuego entre los contendientes.

En el bando de los rebeldes, al menos 240 milicianos perecieron en los enfrentamientos y en atentados perpetrados con coches bomba por el Estado Islámico. Esta cifra incluye a 21 insurgentes que fueron ejecutados por los radicales.

En las filas del Estado Islámico hubo al menos 157 fallecidos, de los que 47 fueron asesinados por los islamistas que los capturaron en la región de Yabal Zauya, en la provincia septentrional de Idleb.

El Observatorio subrayó que tiene informaciones de que los leales a Al Qaeda podrían haber ejecutado a decenas de civiles en Idleb.

Los combates comenzaron el pasado viernes entre una alianza de grupos rebeldes y el Estado Islámico en la mitad norte del país, por lo que los insurgentes consideran las violaciones cometidas por los radicales. EFE