Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

ETA conserva toneladas de explosivos y más de 500 armas escondidos

Vitoria (España), 18 feb (EFE).- La banda terrorista ETA conserva escondidas toneladas de material para fabricar explosivos y más de 500 armas cortas y largas, aunque la relación exacta de material, así como el número de activistas en la clandestinidad es una incógnita para las fuerzas de seguridad españolas


Publicidad

Fuentes de la lucha antiterrorista españolas aseguraron en declaraciones a Efe que ETA podría haber reunido en algún “zulo” (escondrijo en lengua vasca) el armamento que prevé entregar, aunque la parte principal de su arsenal sigue oculta.

La Comisión Internacional de Verificación (CIV), que dirige Ram Manikkalingam, será la encargada de dar a conocer, en una comparecencia pública convocada para este viernes en un hotel de Bilbao (norte), ese primer “gesto de desarme”.

Las mencionadas fuentes apuntan la posibilidad de que los verificadores internacionales difundan una nota de la banda en la que se detallen sus intenciones para la primera entrega de material.

El armamento de que dispone actualmente, en realidad, es un enigma, ya que sólo se tiene constancia de las múltiples incautaciones de arsenal que ha habido en los últimos años y del material que los etarras han conseguido robar.

Pero se desconoce la venta de armas que hayan podido hacer en los dos años y medio transcurridos desde que ETA declaró el fin de su actividad armada para conseguir sustentarse económicamente o incluso si han llevado a cabo compras.

Sí es sabido que ETA conserva la mayoría de las 404 armas que sustrajo en un robo cometido en octubre de 2006 en la empresa Sidam, dedicada a la importación de armamento y munición, en Vauvert, en el sureste de Francia, de las que se le requisaron 149.

La mayoría eran pistolas Smith and Wesson, aunque las fuerzas de la lucha antiterrorista también tienen constancia de que disponen de pistolas semiautomáticas Sig Sauer, pistolas FN Herstal y de la marca Star.

También se cree que aún disponen de más de 300 armas largas, entre ellas escopetas Franchi y subfusiles UZI, que llevan tiempo sin utilizar y que podrían estar en mal estado, por lo que los investigadores no descartan que podrían ser las primeras en entregar para un primer gesto de desarme.

Junto a este armamento, también cuentan con toneladas de material para fabricar explosivos como polvo de aluminio, clorato sódico y nitrometano, además de miles de placas de matrículas sin troquelar -28.000 según calculó hace dos meses el comandante de la Subdirección Antiterrorista francesa, Laurent Hury-, así como prensas troqueladoras robadas en Francia y en Eibar (Gipuzkoa).

Junto a ello, la banda dispone de material para fabricar pasaportes, documentos de identidad y tarjetas de crédito, según las fuentes.

No obstante, las mismas fuentes han recalcado a Efe que “un análisis sobre el arsenal de ETA no es más que una especulación”, como también lo es el cálculo sobre el número de etarras que permanecen en la clandestinidad.

Las Fuerzas de Seguridad españolas consideran que se trata de un grupo reducido e incluso se ha hablado de que estaría compuesto por una treintena de miembros, en cualquier caso menos de un centenar, según el experto antiterrorista francés Laurent Hury.

Sin embargo, las mismas fuentes recuerdan que aún hay 141 presuntos etarras huidos y buscados por la Audiencia Nacional española. EFE