Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

¿Tienen los pilotos responsabilidad en la desaparición del avión?

KUALA LUMPUR, Malasia (AP) — Uno era suficientemente apasionado sobre la aviación como para instalar su propio simulador de vuelo en su casa. El otro tenía 27 años y esperaba casarse justo después de graduarse para volar en la cabina de un Boeing 777.

KUALA LUMPUR, Malasia (AP) — Uno era suficientemente apasionado sobre la aviación como para instalar su propio simulador de vuelo en su casa. El otro tenía 27 años y esperaba casarse justo después de graduarse para volar en la cabina de un Boeing 777.


Publicidad

Mientras el viernes crecían las conjeturas de que el avión desaparecido de Malaysia Airlines pudo haber sido controlado por alguien con conocimiento de aviación, se conocieron detalles sobre los dos pilotos.

La policía dijo que estudiaba sus perfiles sicológicos, sus antecedentes familiares y conexiones, como una de las muchas vías de investigación sobre lo que pudo haber pasado con el vuelo MH370, que desapareció temprano el 8 de marzo en ruta de Kuala Lumpur a Beijing. No hay evidencia de que ninguno de los dos haya hecho algo dolosamente.

Los pilotos Zaharie Ahmad Shah, de 53 años y Fariq Abdul Hamid eran considerados hombres respetables y sociables.

Fariq es el que más escrutinio ha provocado después que se supo que en 2011, él y otro piloto invitaron a dos mujeres a sentarse en la cabina durante un vuelo entre Phuket, en Tailandia y Kuala Lumpur.

Durante el vuelo, los pilotos fumaron y flirtearon, dijo una de las mujeres, la sudafricana Jonti Roos, en una entrevista difundida por Nine Network de Australia. Respaldó su afirmación con varias fotos en que se las veía a ella y a su amiga posando en la cabina.

Aunque inicialmente se fascinó por la experiencia, Roos dijo que era “posiblemente un poquito escandaloso”.

Malaysia Airlines dijo estar sorprendida por la versión y dijo que la investigaba.

Fariq era un “buen muchacho, buen musulmán, humilde y tranquilo”, afirmó Ahmad Sarafi Alí Asrah, el imán de una mezquita cerca de la casa de dos pisos de Fariq en un vecindario de clase media en un suburbio de Kuala Lumpur.

“No creo que sea un playboy, pero no sé nada de su vida personal”, agregó.

Fariq, hijo de un funcionario civil de alto rango en el estado de Selangor, se incorporó a Malaysia Airlines en 2007. Con 2.763 horas de vuelo, solo recientemente había empezado a copilotear el moderno Boeing 777.

Fariq apareció en una filmación de “CNN Business Traveler”, en la que el reportero Richard Quest le atribuyó un aterrizaje perfecto.

Un vecino, Ayop Jantan, dijo haber escuchado que Fariq se había comprometido y que planeaba su boda.

Zaharie, el piloto del vuelo MH370, entró en la aerolínea en 1981 y tenía más de 18.000 horas de experiencia.

Su página en Facebook lo muestra como un entusiasta de la aviación que opera aviones a control remoto, con fotografías de su colección.

Nacido en el estado norteño de Penang, el capitán y abuelo era un trabajador habilidoso con las manos y un orgulloso cocinero en casa. Como parte de lo que calificaba de “servicio comunitario”, había cargado varios videos en YouTube incluso cómo mejorar la eficiencia de los acondicionadores de aire para bajar la cuenta de electricidad y cómo reparar una hielera en la refrigeradora.

Los vecinos elogiaban su dedicación a la comunidad. Fariq jugaba futsal —una forma modificada de fútbol, popular en el sudeste de Asia— y pagó por las camisetas de un equipo juvenil en su vecindario.

Zaharie era notorio por cocinar para eventos comunitarios o asegurarse de que lo hicieran su esposa e hijos cuando no podía estar presente. Partidario de los principales partidos de oposición, se ofreció como voluntario para ser observador en elecciones recientes.

Zaharie cargó fotos en línea sobre el simulador de vuelo que instaló en su hogar con tres grandes monitores de computadora y otros accesorios.

Había sido certificado por el Departamento de Aviación Civil de Malasia como examinador del simulador de vuelo, según la aerolínea.