Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Santos no hace “esfuerzo suficiente” para lograr la paz, dice Petro

El destituido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, afirmó que con la decisión de retirarle del cargo el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos no “está haciendo un esfuerzo suficiente” para convencer a las FARC de que abandonen las armas.

El destituido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, afirmó que con la decisión de retirarle del cargo el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos no “está haciendo un esfuerzo suficiente” para convencer a las FARC de que abandonen las armas.


Publicidad

En una entrevista con Efe, Petro, quien fue guerrillero del M-19, advirtió que su destitución, ratificada por el mismo Santos, busca “eliminar un contrincante ideológico, violar el voto popular y robarse unas elecciones”, una decisión que, a su juicio, alimenta la violencia.

Santos ejecutó el miércoles pasado una sanción de la Procuraduría General que dictaba la destitución de Petro como alcalde de Bogotá y su inhabilitación por 15 años a raíz de un supuesto mal manejo de una crisis de basuras en la capital colombiana ocurrida en diciembre de 2012.

El líder del Movimiento Progresistas, integrado actualmente en la Alianza Verde, insistió en que su destitución es “un mal mensaje” para las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que negocian la paz con el Gobierno en La Habana desde hace casi un año y medio.

“El Estado no está haciendo el esfuerzo suficiente para convencer que no son necesarias las armas”, argumentó Petro.

Cuando el procurador general, Alejandro Ordóñez, anunció su decisión contra el alcalde en diciembre pasado, las FARC denunciaron que se trataba de un “grave golpe” contra las negociaciones y que dejaba en evidencia “las nulas garantías para ejercer un ejercicio político independiente”.

Esos hechos ocurrieron semanas después de que el Gobierno y la guerrilla alcanzaran un acuerdo en Cuba sobre la participación de las FARC en la política tras un eventual acuerdo de paz.

Petro, que participó en 1990 del proceso de desmovilización del M-19 y su reconversión en partido político, reiteró su compromiso con la paz y afirmó que los que como él creen en ella, tienen que “amortiguar los efectos dañinos” que producen decisiones como su destitución.

“Es una contradicción lo que ha hecho el presidente conmigo y el acuerdo al que llegó con las FARC”, aseveró Petro, al agregar que Santos está “incapacitado moralmente” para firmar un acuerdo de paz porque actúa “en el terreno de la mentira y el engaño”.

En la entrevista, el líder del Movimiento Progresistas recordó su origen “insurgente” y reivindicó que el Estado se “comprometió” con él “a respetar sus derechos políticos de acuerdo a las normas”, una Constitución promulgada en 1991 y redactada, en parte, por el M-19.

“Lo que tenemos hoy es el incumplimiento de la paz vieja y un mensaje desastroso y profundamente violento y antidemocrático para la paz que se está haciendo”, concluyó el destituido alcalde. EFE