Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mueren 68 personas en 48 horas de ofensiva israelí en Gaza

Gaza/Jerusalén, 10 jul (EFE).- El Ejército israelí lanzó 326 ataques contra Gaza en las últimas 24 horas que causaron la muerte a más de una treintena de personas, entre ellas varios niños, informaron fuentes castrenses en Israel y médicas en la Franja.


Publicidad

Responsables médicos palestinos precisaron, además, que un total 68 palestinos han muerto -la mayoría civiles- y cerca de medio millar han resultado heridos hasta la medianoche de este miércoles en estos bombardeos.

La oficina de información humanitaria de Naciones Unidas (OCHA) confirmó, por su parte, que siete de las víctimas son niños.

Según Ashraf al Qedra, portavoz de Emergencias de Gaza, otros tres niños más y cuatro mujeres murieron durante bombardeos nocturnos sobre tres casas de la localidad de Jan Yunis, en el sur de la Franja.

En un comunicado enviado a los medios, las Fuerzas Armadas israelíes aseguraron que los bombardeos de este miércoles coincidieron con el lanzamiento de 82 cohetes contra el territorio de Israel, 21 de los cuales fueron interceptados por el escudo antimisiles “Cúpula de Hierro”.

Dos de esos cohetes cayeron en un descampado cercano a la ciudad meridional de Diamona, en el desierto del Neguev, donde Israel tiene su principal centro nuclear.

En un comunicado, las “Brigadas “Azedim al Kasem”, brazo armado del movimiento islamista Hamas, anunció que había lanzado tres cohetes clase M-75 contra la citada localidad, uno de los cuales fue interceptado por las baterías antimisiles, informó por su parte el Ejército.

La oficina de información castrense señaló, asimismo, que los objetivos fueron túneles, lanzaderas de misiles, bases de instrucción, silos y fábricas de armas y centros de control del movimiento islamista.

A este respecto, un oficial de alto rango de la aviación israelí reveló al diario local “Haaretz” que el Ejército ha golpeado en las últimas 48 horas más objetivos de Hamas en Gaza que durante los ocho días que duró la cruenta operación militar “Pilar Defensivo”, en noviembre de 2012.

Según este responsable castrense, citado sin identificar por el rotativo, desde que la madrugada del martes arrancara la operación “Margen Protector” la aviación israelí ha disparado más de 400 toneladas de material explosivo contra la Franja.

La operación “Pilar defensivo” comenzó el 14 de noviembre de 2012 y concluyó el 21 del mismo mes, y durante la misma murieron 166 palestinos y más de 1.200 resultaron heridos, mientras que dos soldados israelíes y cuatro civiles perecieron, ascendiendo a 97 los heridos.

El Ejército israelí aseguró, asimismo, haber alcanzado en sendos ataques de precisión a dos presuntos cabecillas islamistas, a los que identificó como responsables del lanzamiento de cohetes en el norte y en el sur de la Franja.

En uno de los últimos bombardeos nocturnos, al menos dos personas murieron hoy y 15 más resultaron heridas en un bombardeo nocturno de la armada israelí contra un grupo de familias que se hallaban en una playa cercana a la localidad de Jan Yunis, en el sur de Gaza, informaron a Efe fuentes médicas.

Ashraf al Qadra, portavoz de emergencias en la Franja, explicó que las familias se habían reunido en la arena ante la falta de electricidad en sus casas y en busca de aire fresco en la húmeda y cálida noche gazatí cuando cayó el proyectil.

Fuentes médicas revelaron, además, que el conductor del coche de producción de una televisión palestina murió esta noche al ser alcanzado por un misil israelí en el centro de la Franja.

Las milicias palestinas, por su parte, han disparado desde el inicio de la operación más de 230 cohetes -ninguno de los cuales causó víctimas, cerca de 60 de los cuales fueron interceptados por “Cúpula de Hierro”, según cifras israelíes.

Algunos llegaron hasta lugares tan alejados de la Franja como el área metropolitana de Jerusalén e incluso a la localidad de Hedera, situada a más de un centenar de kilómetros.

La amenaza se disparó durante unas horas en el aeropuerto internacional de Ben Gurion, situado a escasos 15 kilómetros al este de Tel Aviv, que interrumpió por unas horas su actividad, según la prensa israelí.

Este miércoles, el ministro de Defensa, Moshe Yaalon, reiteró una vez más que la ofensiva se ampliará y se intensificará de forma paulatina en los próximos días para alcanzar sus dos principales objetivos: detener el lanzamiento de cohetes y desmantelar la infraestructura de Hamás.

Para el primero, expertos militares y diplomáticos consideran que la aviación y la artillería naval que Israel ahora utiliza es suficiente.

La segunda demandaría, sin embargo, una incursión terrestre que el Ejército parece ya planear, afirman.

En los dos últimos días, el Gobierno israelí ha autorizado la movilización de 41.500 reservistas, cuyo cometido será liberar tropas regulares de tareas administrativas y reforzar así la infantería y la caballería que el Ejército tiene ya desplegadas en el perímetro de la Franja. EFE