Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Muere una niña de dos años en un atentado de las FARC en suroeste de Colombia

Bogotá, 31 jul (EFE).- Una niña de dos años falleció anoche como consecuencia de un atentado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el departamento del Cauca (suroeste), donde la guerrilla pretendía atacar varias unidades militares desplazadas en la zona, confirmaron hoy a Efe fuentes castrenses.


Publicidad

Los hechos ocurrieron a las 21.30 hora local (02.30 GMT) en el municipio de Miranda, en el norte de este departamento, cuando tres tatucos, artefactos explosivos caseros, impactaron contra una vivienda en la que encontraban dos adultos y dos niños miembros de la misma familia.

Todos ellos fueron trasladados al hospital del municipio, donde se certificó la muerte de la menor, de dos años, así como las lesiones leves que sufrieron los padres y otro menor, de cuatro años, hermano de la fallecida.

El padre y el menor ya se encuentran dados de alta, mientras que la madre permanece ingresada para ser atendida psicológicamente.

Las mismas fuentes especificaron a Efe que el objetivo inicial de las FARC, según confirmaron investigaciones de inteligencia, eran las numerosas tropas militares desplazadas en esa zona rural, pero que, debido a la escasa precisión de los tatucos, erraron en su objetivo.

Con este atentado, las FARC suman dos graves ataques esta semana en el suroeste del país, después de que el lunes dinamitaran en el Valle del Cauca una torre eléctrica que abastecía al puerto de Buenaventura, el más importante de Colombia sobre el Pacífico.

Como consecuencia, más de 400.000 personas quedaron sin suministro eléctrico, que aún no se ha restablecido.

La escalada de violencia de esta guerrilla, que en las últimas semanas ha incrementado sus ataques a la infraestructura del país, provocó que el presidente Juan Manuel Santos advirtiera que el proceso de paz con las FARC “puede terminar”.

El Gobierno y las FARC buscan desde noviembre de 2012 una paz negociada que se debate en La Habana, aunque esta situación no ha supuesto un cese en la actividad del Ejército o en los atentados cometidos por esta guerrilla.

Por el momento, los negociadores que se encuentran en Cuba han alcanzado preacuerdos sobre tres de los cinco puntos que componen la agenda para lograr la paz, referentes a propiedad de la tierra, participación política y cultivos ilícitos.

No obstante, con el aumento de atentados de las FARC en las últimas semanas, este proceso ha sido cuestionado recientemente por distintos sectores de la opinión pública debido a las víctimas civiles que continúan registrándose.

Precisamente ayer, desde Buenaventura, donde el mandatario se desplazó para evaluar los daños de ese ataque, Santos recordó a esta guerrilla que la guerra interna que vive el país “es entre combatientes” y pidió que no afectara a la población civil. EFE