Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Milicianos del Estado Islámico toman la presa más grande de Irak

Bagdad (AP) — Combatientes del grupo Estado Islámico se apoderaron el jueves de la mayor presa hidroeléctrica de Irak, hecho que les da el control de enormes recursos hídricos y energéticos, e influencia en el río Tigris que atraviesa el corazón de Bagdad.


Publicidad

Los enfrentamientos han dejado atrapados a decenas de miles de miembros de minorías religiosas en lo alto de una montaña, en tanto que el gobierno del presidente Barack Obama sopesa la posibilidad de efectuar ataques aéreos o lanzar alimentos y medicinas desde aviones para ayudar a esas personas, según funcionarios estadounidenses y otros enterados de lo que se piensa en Washington.

Estos funcionarios solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones sobre el asunto.

La ocupación de la presa el jueves es el logro más reciente en la cadena de victorias del grupo radical suní mientras extiende su control en el norte de Irak, donde ha obligado un repliegue de las fuerzas curdas en medio de la huida de comunidades minoritarias y ha lanzado ataques con obuses que han causado más de 90 muertes en los últimos dos días en la capital.

Después de una semana de intentarlo, individuos armados del grupo islamista radical penetraron el jueves la presa de Mosul y obligaron a las fuerzas curdas a abandonar el área, dijeron a The Associated Press habitantes cercanos a la presa que pidieron mantener el anonimato porque les preocupaba su seguridad.

El grupo derivado de la red al-Qaida confirmó el jueves en un comunicado difundido en internet que había tomado el control de la presa y anunció que continuaría “la marcha en todas direcciones”, en su expansión del estado islámico, o califato, que ha impuesto en amplias franjas de territorio en ambos lados de la frontera entre Irak y Siria.

El grupo dijo que ha capturado en los últimos cinco días 17 ciudades, poblaciones menores y blancos, entre ellos la presa y una base militar. Ha sido imposible verificar el comunicado, pero fue difundido en un sitio que el grupo utiliza con frecuencia.

Halgurd Hekmat, un portavoz de los combatientes curdos, dijo a la AP que continuaban los enfrentamientos en los alrededores de la presa y desconocía qué parte la controlaba en este momento.

El grupo extremista suní ha instaurado su concepción de un estado islámico en los territorios que controla en Irak y Siria, en los que impuso una estricta interpretación de la ley islámica. Las fuerzas del gobierno iraquí, curdos y paramilitares tribales suníes aliados combaten para expulsar a los miembros del Estado Islámico y sus aliados suníes, al parecer con poca eficacia.

La Represa Mosul, antes llamada Represa Saddam, se encuentra al norte de la segunda ciudad más grande de Irak, Mosul, que está en poder de los rebeldes desde el 10 de junio. Los combates se intensificaron el domingo después de que los rebeldes tomaron el control de las localidades vecinas de Zumar y Sinjar, lo que agravó la crisis humanitaria en el país debido a que 200.000 iraquíes se sumaron al 1,5 millones de desplazados por la violencia en lo que va del año.