Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Investigarán nexos de exguerrillero peruano con Evo Morales

Evo Morales, presidente de Bolivia. Foto de Archivo, La República.

Bolivia (AP) — La Comisión Nacional del Refugiado dijo que investigará al refugiado político peruano Wálter Chávez por trabajar como asesor en la campaña electoral del presidente Evo Morales para las elecciones de octubre.


Publicidad

“No hay ninguna denuncia en contra del señor Chávez, pero investigaremos de oficio. Un refugiado no puede inmiscuirse en la política interna del país de acogida, es una violación al Estatuto del Refugiado y a normas internas”, dijo a la AP el presidente de la Comisión, César Siles.

La dirigente del partido oficialista Movimiento al Socialismo Nélida Sifuentes confirmó la víspera a radio Erbol que Chávez “forma parte del equipo de coordinación de la campaña” electoral.

Opositores a Morales critican que mantenga en su equipo a Chávez, de quien Perú pidió su extradición en 2007 por cargos de terrorismo vinculados al disuelto Movimiento Revolucionario Túpac Amaru. El gobierno boliviano rechazó el pedido por tratarse de un refugiado político.

Chávez ya había sido asesor en 2005 cuando Morales fue elegido por primera vez. Después formó parte del equipo de prensa del nuevo gobierno, lo que desató fricciones diplomáticas con Lima.

Chávez, escritor y periodista, vive en Bolivia desde 1992 casado con una boliviana. Negó entonces los cargos pero la denuncia lo obligó a distanciarse de sus actividades con el gobierno hasta ahora.

Según Siles, “mientras no adquiera la ciudanía sigue siendo refugiado, así esté casado con una boliviana”.

Es la segunda vez en los últimos días que gente del desaparecido grupo peruano es vinculada al gobierno. Dos semanas atrás el también refugiado peruano Julio Vásquez dijo que formó parte de un equipo de espionaje supuestamente dirigido por el vicepresidente Álvaro García.

Hizo esas declaraciones a periodistas tras ser detenido por complicidad en el asesinato de una mujer embarazada en La Paz.

El ministro de Gobierno Jorge Pérez negó que el peruano haya trabajado para la actual administración y dijo que el sospechoso busca librarse de los cargos.