Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hallan otro nieto de Abuelas Plaza de Mayo

BUENOS AIRES (AP) — La organización Abuelas de Plaza de Mayo anunció el viernes que logró identificar a la nieta de una de las fundadoras de la entidad ya fallecida y que le fue sustraída a su hija prisionera durante la última dictadura militar (1976-1983) en Argentina poco después de nacer.


Publicidad

“Nuevamente los convocamos para dar buenas noticias. El número de hoy es (el nieto) 115”, dijo en rueda de prensa Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, quien apenas dos semanas atrás conmovió al país al anunciar el hallazgo de su propio nieto Guido tras una búsqueda de más de tres décadas.

La joven encontrada es nieta de Alicia Zubasnabar de De la Cuadra, una de las fundadoras y primera presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo. De la Cuadra falleció en 2008.

Los padres de la niña eran Héctor Carlos Baratti y Elena De la Cuadra, ambos militantes comunistas secuestrados en febrero de 1977 por efectivos de las Fuerzas Armadas. Elena estaba embarazada de cinco meses cuando quedó cautiva. Según relató De Carlotto, la joven dio a luz a una niña, a la que llamó Ana Libertad, el 16 de junio de ese año en una comisaría de La Plata, unos 60 kilómetros al sur de Buenos Aires.

A los pocos días de nacer, madre e hija fueron separadas. Elena permanece desaparecida, mientras los restos de Héctor fueron hallados en una fosa común.

Según la justicia, en los centros clandestinos de detención y tortura donde eran alojadas las militantes políticas secuestradas funcionaban maternidades. Allí las embarazadas recibían un trato especial hasta dar a luz, pero rápidamente los militares les quitaban a sus bebés. La mayoría de estas mujeres luego eran asesinadas y sus hijos entregados a familias afines al régimen, que los inscribían como propios con la complicidad de funcionarios judiciales.

Según las Abuelas, unos 500 niños nacieron en cautiverio o fueron secuestrados con sus padres, de los cuales ya fueron encontrados, con esta última, 115.

No trascendió la identidad ilegal de la joven. De Carlotto detalló que vive en Europa y que se sometió voluntariamente a un análisis de ADN tras enterarse que había una investigación judicial por su caso.

“La extracción se produjo el 25 de abril de este año a través del consulado del país en el que reside. La muestra llegó el 8 de mayo a la Argentina y fue recibida por la Dirección de Derechos Humanos de la Cancillería. Este organismo la remitió al Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) para efectivizar el estudio”, dijo Abuelas en un comunicado.

La organización tampoco dio detalles sobre los padres adoptivos de la joven para preservar “datos sensibles” que puedan afectar la investigación judicial.

Fue en la casa de “Licha” de la Cuadra en La Plata, en 1977, donde un grupo de 12 mujeres que luego se identificarían como Abuelas de Plaza de Mayo realizaron sus primeras reuniones. Ella fue la primera presidenta de Abuelas y buscó a su nieta desaparecida hasta el día de su muerte.