Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Izquierda latinoamericana contenta por sus avances pese a obstáculos de EEUU

La Paz, 30 ago (EFE).- El Foro de Sao Paulo, que integra a la izquierda latinoamericana, subrayó hoy la consolidación de esta ideología en los Gobiernos de la región pero alertó de los renovados intentos “desestabilizadores” por parte de la derecha, respaldada por Estados Unidos y su “nuevo diseño de la geopolítica mundial”.


Publicidad

Representantes de un centenar de movimientos y partidos de izquierda de América Latina concluyeron este viernes en La Paz la vigésima reunión de este foro, que durante dos jornadas analizó la situación regional y los principales conflictos globales, con especial hincapié en las crisis de Oriente Medio y Ucrania.

En sus debates y también en su declaración final, el foro brindó un directo respaldo a la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, y al boliviano Evo Morales, así como al exgobernante uruguayo Tabaré Vázquez en las elecciones presidenciales que afrontarán en sus respectivos países en octubre próximo.

La declaración celebró los éxitos de la izquierda en recientes procesos electorales en la región, como la victoria del FMLN en El Salvador, el “avance sin precedentes” del Frente Amplio en Costa Rica y las “posiciones conquistadas” en Honduras por el Partido Libre “a pesar de que el régimen militarista hondureño continúa asesinando a dirigentes de la oposición”.

Saludó, asimismo, la victoria de Michelle Bachelet en Chile y valoró “la recuperación del compromiso de su política exterior con los procesos de integración regional”.

El documento resaltó también el “proceso de actualización del socialismo” en Cuba y respaldó el diálogo entre el Gobierno y los grupos guerrilleros de Colombia para el logro de “una paz justa y democrática” en ese país.

De la situación en Centroamérica, el Foro de Sao Paulo destacó el “impacto” y consolidación del sandinismo en Nicaragua con Daniel Ortega, en tanto manifestó su preocupación por la “grave violación a los derechos humanos que padecen los migrantes que cruzan (hacia EE.UU) por América Central y México”, en especial los menores.

También acusó a la derecha de Venezuela de aprovechar la ausencia del fallecido presidente Hugo Chávez para lanzar “acciones golpistas”, provocar “una guerra civil” y “desconocer la indudable legitimidad” del mandatario Nicolás Maduro.

“Es necesario alertar a los partidos y Gobiernos de la región sobre el peligro de la restauración conservadora que pretenden introducir en nuestros países a través de una amplia gama de instrumentos subversivos dirigidos y coordinados por EE.UU.”, advierte el documento.

Frente a ello, el Foro de Sao Paulo llamó a fortalecer los mecanismos de integración y foros políticos regionales como la Unasur, la Celac, el Mercosur, la ALBA, Petrocaribe y Caricom y defendió que cuando estos órganos planteen la constitución de parlamentos, estos “sean de composición plural”

En este contexto, pidió que se impulse la integración plena de Bolivia y Ecuador en el Mercosur “como señal inequívoca de solidez” del crecimiento de la región a nivel internacional.

Sin embargo, el foro condenó la Alianza del Pacífico, formada por Chile, Colombia, México y Perú, y las negociaciones para un Acuerdo Estratégico Transpacífico de Cooperación Económica del que formarían parte México, Perú y Chile, que calificó como una estrategia estadounidense para “dividir la integración” regional.

Los participantes centraron sus críticas en EE.UU., al que acusaron de tramar una nueva “geopolítica mundial” para consolidar su hegemonía.

La declaración cita como escenarios de esta estrategia a Irak, Libia, Siria y Ucrania, país donde, junto con la Unión Europea (UE), EE.UU. ha apoyado a “grupos neo-nazistas tendentes a aislar a Rusia”.

En la reunión de La Paz también estuvo muy presente la crisis en la Franja de Gaza a través de pancartas y constantes menciones a su situación, tras la reciente ofensiva israelí que ha causado más de 2.100 muertos, en su mayoría civiles palestinos.

Además del documento final, el Foro de Sao Paulo aprobó a lo largo de estos días resoluciones sobre temas como el diferendo entre Chile y Bolivia por una salida de este último al mar y las causas independentistas de las autonomías españolas de Cataluña y el País Vasco.

El Foro de Sao Paulo determinó celebrar su XXI sesión en 2015 en México bajo el auspicio del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido del Trabajo (PT). EFE