Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Irán pide “decisiones valientes” para cerrar cuanto antes negociación nuclear

Naciones Unidas, 26 sep (EFE).- El presidente iraní, Hasán Rohani, pidió hoy “decisiones valientes” para cerrar cuanto antes las negociaciones sobre el dossier nuclear y advirtió que no aceptará ningún acuerdo si no se levantan todas las sanciones a su país y se le garantiza el derecho al enriquecimiento de uranio.


Publicidad

Rohani, quien ofreció una concurrida conferencia de prensa en los márgenes de la Asamblea General de la ONU, lamentó el progreso “extremadamente lento” que se ha registrado en las negociaciones con las potencias internacionales en los últimos días.

Representantes de Irán y del Grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad y Alemania) llevan más de una semana discutiendo en Nueva York cómo cerrar de una vez por todas la controversia sobre el programa atómico de Teherán, por ahora sin éxito.

El líder iraní recordó que hay “muy poco tiempo” para lograr resultados dentro del plazo que se han fijado las dos partes, que vence el próximo 24 de noviembre.

“Después de doce años de altos y bajos, tenemos que pensar en el futuro y tomar decisiones valientes sobre este problema”, defendió Rohani, cuya llegada al poder el año pasado disparó las expectativas sobre una pronta resolución de la disputa.

Las potencias occidentales sospechan desde hace años que el programa nuclear iraní esconde fines militares, por lo que han impuesto duras sanciones a Irán para forzar un proceso que disipe todas las dudas.

Rohani insistió hoy en que su voluntad es resolver la cuestión cuanto antes, porque eso sería bueno para todas las partes, pero también dejó claro que tiene líneas rojas.

“Nosotros hemos demostrado flexibilidad. Ahora es momento de que la otra parte muestre la misma flexibilidad”, señaló el dirigente iraní.

Entre los puntos irrenunciables para Irán destacó que todo acuerdo debe garantizar de forma explícita el derecho del país a mantener sus actividades nucleares pacíficas y, entre ellas, a enriquecer uranio en su territorio.

Además, subrayó que todas las sanciones que pesan sobre Irán -tanto las impuestas por EE.UU. y la Unión Europea, como por la ONU- deben levantarse totalmente y al unísono para que su Gobierno acepte un acuerdo nuclear.

Pese a la falta de “avances significativos” reconocida por las dos partes, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, mostró hoy un “cauto optimismo” sobre las negociaciones.

El objetivo de esta semana de discusiones en Nueva York no era necesariamente lograr un acuerdo final, sino más bien acercar posturas lo suficiente como para poder cerrarlo en las próximas semanas.

Junto a las negociaciones nucleares, la respuesta al avance del Estado Islámico (EI) y otros grupos yihadistas fue el otro plato fuerte de la conferencia de prensa de Rohani, que el jueves ya dedicó buena parte de su discurso en Naciones Unidas a ese asunto.

Hoy, sin embargo, fue más claro aún en sus críticas a la campaña de ataques aéreos iniciada por Estados Unidos y otros países en Siria.

Rohani cuestionó la legalidad de la intervención –Siria debería haberla solicitado y autorizado, a su juicio-, los verdaderos motivos de los ataques y su efectividad.

“Con bombardeos sobre unas pocas áreas no van a eliminar el terrorismo”, afirmó el presidente iraní, que calificó como “teatro” esas operaciones militares y que defendió que los países de la región son los más preparados para liderar la respuesta.

Tras varios días en los que Occidente ha repetido los llamamientos a Irán para que se sume a sus esfuerzos contra el EI, Rohani quiso también dejar claro que su país no va a adherirse ahora a esas iniciativas, pues ya lleva años combatiendo el yihadismo.

En ese sentido, recordó que Irán fue el primero en acudir en ayuda de Irak este verano y recalcó que sin ese apoyo quizás ese país estaría ahora “bajo control de terroristas”.

Rohani criticó, además, el pasado de intervenciones estadounidenses en Oriente Medio, aunque se mostró abierto a recuperar lazos con EE.UU.

“No está escrito en piedra que la relación entre Irán y EE.UU. tenga que ser hostil para siempre. Un día esto cambiará”, señaló el presidente iraní, que hace un año mantuvo en Nueva York una histórica conversación telefónica con su homólogo Barack Obama, pero que este año tiene previsto abandonar la ciudad sin mantener contactos con él. EFE