Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Peña Nieto dice que respaldará al gobernador interino de Guerrero

En esta fotografía del miércoles 29 de Agosto de 2014, Enrique Peña Nieto, presidente de Mexico, visita la Sala Rideau en Otawwa. (Foto AP/The Canadian Press, Sean Kilpatrick)

México, 24 oct (EFE).- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo hoy que apoyará de manera institucional a la persona que el Congreso de Guerrero elija como gobernador interino y trabajará para asegurar las condiciones de seguridad en esa región del país.


Publicidad

Señaló que “corresponderá al Congreso del estado de Guerrero designar al gobernador interino”, en sustitución de Ángel Aguirre, quien el jueves anunció la separación de su cargo presionado por la crisis desatada por la desaparición de 43 estudiantes hace casi un mes en Iguala.

“Desde aquí hoy quiero decir que el Gobierno de la República respaldará institucionalmente a la persona que definan los diputados locales como titular Ejecutivo estatal”, declaró Peña Nieto en un acto público en la capital mexicana.

“Trabajaremos con su Administración para asegurar condiciones de orden, seguridad y desarrollo” en Guerrero, apuntó.

El mandatario exhortó a las autoridades de todos los niveles a “redoblar esfuerzos para acelerar el desarrollo y asegurar que el Estado de derecho impere” en el país, la ley se cumpla y se aplique “sin distinciones ni privilegios”.

Aguirre, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), anunció su renuncia tras la radicalización de las protestas de estudiantes, maestros y familiares de los desaparecidos con la quema y destrucción de varios edificios oficiales en Guerrero.

Su salida del poder era una de las principales demandas de las familias de los 43 alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa que desaparecieron el 26 de septiembre en Iguala tras haber sido detenidos por policías y entregados al cártel Guerreros Unidos, según la investigación.

Además, esa noche murieron seis personas y 25 resultaron heridas en ataques a tiros perpetrados por policías locales por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda, operadores de Guerreros Unidos y hoy prófugos de la Justicia. EFE