Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Reconocimiento de Palestina favorece la paz, según izquierda de Israel

Foto Archivo: La República

Jerusalén, 31 oct (EFE).- Medio centenar de figuras políticas, artistas e intelectuales israelíes enviaron hoy una carta al presidente del Congreso español, Jesús Posada, en la que afirman que el reconocimiento ahora del estado de Palestina, como ha hecho Suecia, sólo favorece las opciones de paz en Oriente Medio.


Publicidad

“Básicamente, creemos que las negociaciones no van a llegar a buen puerto mientras no haya igualdad entre las dos partes. Cuando una parte domina a la otra, como es este caso, no hay posibilidad de exito”, explicó a Efe el profesor Amiran Goldblum, uno de los promotores de esta iniciativa.

“La carta se ha enviado hoy mismo al presidente del Parlamento, al secretario general de Izquierda Unida, Cayo Lara, y al secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, al igual que se envió al Parlamento británico y se enviará a otros países”, agregó.

Goldblum, líder del movimiento de izquierdas “Paz Ahora” y químico de profesión, insistió en que esperar al reconocimiento a través de una negociación, como pide Israel, no es operativo ya que mientras la ocupación prosiga, esa negociación será siempre desequilibrada y estará abocada al fracaso.

“La ocupación evita que ambas partes sean iguales. El reconocimiento en este momento hace a las partes más iguales, equilibra la balanza, y ofrece muchas más opciones de éxito que ahora simplemente no existen”, precisó.

Al hilo de este argumento, Goldblum fue muy crítico con la política de la actual coalición de gobierno israelí, en la que domina el sector ultranacioanlista y procolono, y en particular con la gestión del primer ministro, Benjamin Netanyahu.

“Con Netanyahu el diálogo no va a ninguna parte. Por eso creo que debe favorecerse un cambio que permita volver a retomar el camino del diálogo con los palestinos, pero desde una posición más favorable para el éxito”, subrayó.

“Los acuerdos de Oslo se firmaron hace 21 años y desde entonces no se ha avanzado hacia a la paz. Se suponía que en el plazo de cinco años fijado se trasferiría la soberanía. Nada de eso ha pasado”, recordó Goldblum, firme defensor de la solución de dos estados vecinos, en paz y seguridad, partiendo de las fronteras de 1967.

El envío de la misiva coincide con una propuesta no de ley presentada por el Partido Socialista al Congreso para que este vote a favor del reconocimiento del Estado de Palestina, al igual que han hecho ya los Parlamentos del Reino Unido e Irlanda.

Y con la decisión de Suecia, que el jueves se convirtió en el primer país europeo en reconocer el Estado de Palestina por las mismas razones a las que aluden los 500 intelectuales israelíes en su carta: como acicate para la paz.

A la iniciativa se han sumado también figuras como el expresidente del Parlamento israelí, Abraham Burg.

Un reconocimiento que enfadó a Israel, que horas después llamó a consultas a su embajador en Estocolmo y amenzó con rebajar el grado de las relaciones diplomáticas bilaterales.

En declaraciones a Efe, Nabil Abdel Rabo, miembro destacado de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), y Saeb Erekat, miembro del Comité central de la Organziación para la Liberación de Palestina (OLP) coincidieron el jueves en pedir a España que sea el próximo en seguir los pasos de Suecia y lidere así el progreso de un conflicto en cuya resolución tanto ha invertido.

“España es un país que ha invertido mucho en el desarrollo de las instituciones palestinas y que tiene una política histórica en contra de la ocupación israelí. No podemos entender por qué hasta el día de hoy no ha reconocido al Estado de Palestina”, explicó Xavier Abu Eid, portavoz de Erekat.

El diálogo de paz está en punto muerto desde que se rompiera en abril, y según expertos en la región, palestinos e israelíes, es muy poco posible que resucite a corto plazao, dadas las actuales condiciones. EFE