Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Un segundo militar dice que ha tomado el poder en Burkina Faso

Un auto arde en llamas afuera de la sede del parlamento en Burkina Faso mientras un grupo de personas protestan el jueves 30 de octubre de 2014 contra el añejo presidente Blaise Compaore, quien busca reelegirse. (Foto AP/Theo Renaut)

El teniente coronel Issaac Zida ha dicho este viernes que asume el cargo de jefe de Estado en Burkina Faso, de acuerdo con un comunicado leído en la emisora local Radio Omega, en un aparente golpe de estado contra el autoproclamado presidente interino del país, el jefe del Ejército de Burkina Faso, Honoré Traoré.


Publicidad

La declaración llega sólo unos minutos después de que un residente que vive cerca del palacio presidencial de la capital del país, Uagadugú, haya escuchado durante varios minutos un intenso tiroteo, en las primeras horas de la mañana del sábado, según informa la agencia de noticias Reuters.

“Asumo las funciones de jefe de Estado y pido a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y a la comunidad internacional que manifiesten su comprensión y apoyen a las nuevas autoridades”, añade el comunicado.

Entretanto, EE.UU. instó hoy a convocar elecciones democráticas en Burkina Faso tras la dimisión de su presidente, Blaise Compaoré, y alertó contra cualquier intento “de los militares u otras partes de aprovecharse de la situación para hacer avances inconstitucionales”.

El Departamento de Estado de Estados Unidos emitió además una alerta de viaje en la que recomienda a todos los ciudadanos estadounidenses “posponer todo viaje no esencial” a Burkina Faso debido a la inestabilidad en el país africano.

“Estados Unidos está preocupado por los sucesos que se desarrollan en Burkina Faso. Lamentamos la violencia y la pérdida de vidas y urgimos a todas las partes a evitar más violencia”, dijo en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

Estados Unidos “reitera su llamado a todas las partes para que sigan el proceso constitucionalmente establecido para la transferencia de poder y la convocatoria de elecciones democráticas después de la dimisión del expresidente Blaise Compaoré”, continuó.

Compaoré dimitió después de tres días de protestas masivas y violentas en las calles del país que reclamaban su marcha tras 27 años en el poder, adonde llegó mediante un golpe de Estado.

Desde su independencia en 1960 hasta la llegada de Compaoré a la presidencia, en 1987, la historia de Burkina Faso, antes conocido como Alto Volta, se ha caracterizado por una sucesión de golpes de Estado.