Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las FARC liberan dos soldados que tenían secuestrados

El jefe de la delegación de las FARC Pablo Catatumbo responde a preguntas en una rueda de prensa en La Habana el martes 18 de noviembre de 2014. (AP foto/Ramon Espinosa)

BOGOTA, Colombia (AP) — Dos soldados retenidos por las FARC desde el 9 de noviembre fueron entregados el martes por la guerrilla al Comité Internacional de la Cruz Roja.


Publicidad

“Acabamos de facilitar la liberación, en zona rural de Arauca, de dos militares que estaban en poder de las FARC”, indicó el Comité en su cuenta oficial de Twitter.

Por su parte las FARC, también en esa red social, comentaron que “los soldados profesionales… que habían sido capturados en combate el 9 de noviembre, fueron liberados por las FARC sanos y salvos”.

Los liberados son Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz, retenidos por las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en una zona rural del municipio de Tame en Arauca, a unos 330 kilómetros al noreste de Bogotá.

“El Ministerio de la Defensa agradece el acompañamiento del CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja) y de los países garantes, en este caso Cuba y Noruega. Se trató de un trabajo conjunto con la fuerza pública, en el cual se garantizó el regreso con vida de los secuestrados a sus hogares”, indicó ese ministerio en un comunicado.

Patricia Rey, vocera del Comité, informó por teléfono a The Associated Press que “todo salió bien” y que los militares están en buen estado de salud.

“A los dos soldados los recibieron dos delegados de la Cruz Roja Internacional, uno de nuestros médicos y los dos voceros de Cuba y Noruega aproximadamente a las 9.45 de la mañana de hoy (1445 GMT) y los llevamos en un helicóptero… hacia Tame, donde los entregamos a representantes del ejército”, dijo Rey.

La liberación de Rivera y Díaz forma parte de la primera entrega de retenidos anunciada por las FARC y que también incluye al general activo del ejército Rubén Darío Alzate, a un suboficial y a una abogada que cayeron en poder de la guerrilla el 16 de noviembre en el departamento de Chocó, en el oeste colombiano.

La retención de Alzate llevó a que el presidente Juan Manuel Santos suspendiera el proceso de paz que adelanta con las FARC en La Habana desde fines de 2012 y del que Cuba y Noruega son garantes.

“Esperamos que muy pronto se dé la liberación del general Rubén Darío Alzate y sus acompañantes para que se reanuden los diálogos de paz”, expresó el ministro del Interior Juan Fernando Cristo en un comunicado.

La guerrilla indicó que ahora “enfocará sus esfuerzos en la liberación del señor general Rubén Darío Alzate… y de sus acompañantes”.

Agregó que espera que “el Ministerio de Defensa y el sitio militar contra la población civil se suspendan de inmediato para que la liberación de las personas mencionadas trascurra sin sobresaltos y sin riesgos para ninguna de las partes”.

“Estoy muy contento, esto es algo que uno no puede describir: saber que mi hermano está libre”, dijo a AP Christian Díaz, uno de los hermanos del soldado Jonathan Díaz liberado el martes.

Para el senador Armando Benedetti, del oficialista Partido de la Unidad Nacional o Partido de La U, la liberación de los dos uniformados “significa que las FARC están mostrando como nunca… buena voluntad… con el proceso de paz”.

Pero su colega Ernesto Macías, del opositor Centro Democrático, sostuvo que no se puede “calificar como un buen gesto de paz de las FARC un secuestro, que es una acción criminal”.

El comandante de las FARC Pastor Alape habla con la prensa acompañado por Pablo Catatumbo, jefe del frente occidental de la guerrilla, en La Habana, 18 de noviembre de 2014. (AP Foto/Ramon Espinosa)

El comandante de las FARC Pastor Alape habla con la prensa acompañado por Pablo Catatumbo, jefe del frente occidental de la guerrilla, en La Habana, 18 de noviembre de 2014. (AP Foto/Ramon Espinosa)