Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estado Islámico captura la ciudad libia de Derna y empieza decapitaciones

En esta foto del 25 de junio del 2014, combatientes del grupo extremista Estado Islámico desfilan por la ciudad de Mosul en Irak.(AP Foto, Archivo)

Trípoli, 27 nov (EFE).- Las milicias yihadistas del Estado Islámico que controlan la ciudad oriental libia de Derna aterrorizan a los ciudadanos con ejecuciones sumarias y flagelaciones diarias, denunció hoy la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW).


Publicidad

“Las milicias extremistas que controlan Derna en ausencia de cualquier autoridad del Estado han desatado un reino de terror contra los habitantes de la ciudad”, advirtió en un comunicado la directora de HRW para Oriente Medio y el norte de África, Sara Leah Whitson.

Los líderes yihadistas deben ser conscientes de que “pueden afrontar una persecución nacional o internacional por las graves violaciones de derechos humanos que cometen sus fuerzas”, aseguró la responsable de HRW.

La ONG subrayó que ha documentado tres ejecuciones sumarias y diez flagelaciones públicas cometidas por el Consejo de la Shura de los Jóvenes del Islam, un grupo extremista que controla Derna y que juró fidelidad a la organización del Estado Islámico (EI), activo en Siria e Irak.

Asimismo, HRW documentó decapitaciones de tres habitantes de Derna y una decena de asesinatos, al parecer por motivos políticos, de personalidades públicas, jueces, miembros de las fuerzas armadas, entre ellos mujeres.

Un militante libio huido de Derna, que se cita en el comunicado de HRW, subrayó que la ciudad se encuentra “totalmente bajo el control de extremistas” que comparten la misma ideología fundamentalista y lo único que les diferencia es la declaración de lealtad a EI por parte del Consejo de la Shura.

Violentos combates se desataron de nuevo desde el pasado mayo en el este de Libia (Bengasi, Derna y sus alrededores) entre las fuerzas leales al general sublevado Jalifa Hafter, por una parte, y milicias islamistas como las radicales “Ansar al Sharia” (“Defensores de la ley islámica”) y el Consejo de la Shura, y la moderada “Brigada de los Mártires de Abu Salim”, por otra.

La crisis de Libia se remonta a la caída del antiguo régimen de Muamar al Gadafi, en 2011, ya que desde entonces las autoridades provisionales han fracasado en su objetivo de restablecer el orden y la seguridad en el país, lo que refuerza a las milicias locales que intentan en muchas ocasiones imponer su voluntad por la fuerza. EFE