Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Putin suspende construcción de gasoducto clave para Europa

Tártaros de Crimea protestan contra la visita del presidente ruso Vladimir Putin a Turquía, en Estambul, el lunes 1 de diciembre de 2014. (Foto AP)

ANKARA, Turquía (AP) — Rusia ha decidido eliminar su proyecto de construir el gasoducto South Stream, clave para Europa, y pudiera cooperar con Turquía en la construcción de un centro de distribución de gas para el sur de Europa, dijo el lunes el presidente ruso Vladimir Putin.


Publicidad

El mandatario dio que Moscú no va a construir el gasoducto debido a la oposición de la Unión Europea. El proyecto contemplaba la colocación de tubería debajo del Mar Negro hasta Bulgaria y más al sur de Europa.

Sin embargo, Moscú aumentará el suministro de gas a Turquía y pudiera cooperar con Ankara en la construcción de un centro de distribución de gas natural en la frontera con Grecia, explicó.

Putin se reunió con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan el lunes en medio de fuertes diferencias sobre las crisis en Siria y Ucrania, pero los dos líderes se centraron en el auge de las relaciones económicas y comerciales entre sus dos países.

El mandatario ruso llegó a Turquía acompañado de una numerosa delegación, entre ellos 10 ministros.

Los dos países, que tienen una fuerte relación comercial, se han fijado la meta de aumentar el comercio bilateral de 33.000 millones de dólares en la actualidad a 100.000 millones para el 2020.

Rusia suministra a Turquía la mayor parte del gas que consume y planea construir la primera planta electronuclear en ese país. Por su parte, empresas constructoras turcas están activas en Rusia y millones de turistas rusos visitan Turquía anualmente.

Los dos líderes, a quienes con se compara con frecuencia por su inclinación al autoritarismo, mantienen posturas contrarias en la crisis siria, pero se esperaba que las dejaran a un lado en las conversaciones. Rusia sigue siendo el principal aliado del presidente sirio Bashar Assad, mientras que Turquía apoya a las fuerzas opositoras sirias.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, no oculta su deseo de que Assad sea derrocado.

Turquía es también un importante defensor de la comunidad tártara en la península de Crimea, recién anexada por Moscú y ha apoyado públicamente la integridad territorial de Ucrania. Al prohibírseles la presencia en Crimea por parte de Rusia, líder tártaros fuertemente opuestos a la anexión han sido bien recibidos en Turquía. En una visita un mes después de la anexión, el disidente tártaro de la era soviética Mustafá Dzhemilev recibió el mayor galardón turco.

“Turquía y Rusia no comparten las mismas posturas en muchos temas, en particular Siria, (pero) Turquía seguirá comprando gas a Rusia”, dijo el profesor Huseyin Bagci, de la Universidad Técnica del Medio Oriente en Ankara.

Putin fue recibido por Erdogan en el nuevo megapalacio, que ha provocado la ira de partidos opositores turcos y activistas, quienes afirman que el enorme complejo costó demasiado dinero y se levantó a pesar de un fallo judicial.

El lunes, un grupo de solidaridad con los tártaros de Crimea realizó una protesta en un parque cerca del Parlamento en Ankara para protestar por la visita de Putin. Unos 50 niños de la región del Cáucaso, que incluye a Chechenia, también protestaron en Estambul, informó la agencia estatal de noticias turca Anadolu.

___

Los periodistas Nataliya Vasilyeva y Vladimir Isachenkov contribuyeron a este despacho desde Moscú