Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama postula a Ashton Carter como cabeza del Pentágono

Ashton Carter. Foto por: http://cmsimg.defensenews.com/

Washington, 5 dic (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, postuló hoy como secretario de Defensa a Ashton Carter, un experto en seguridad nacional que ya fue “número dos” del Pentágono, para reemplazar a Chuck Hagel al frente del Departamento de Defensa.


Publicidad

En una ceremonia en la Casa Blanca, flanqueado por Carter y el vicepresidente, Joseph Biden, Obama anunció su elección para sustituir a Hagel, quien presentó su renuncia el pasado 24 de noviembre y permanecerá en su cargo hasta que el Senado confirme a su sucesor.

Obama se refirió a Carter como uno de los líderes “más destacados” en materia de seguridad nacional, recordó que durante sus cinco primeros años como presidente, estuvo a su “lado para tratar los complejos desafíos de seguridad” a los que se enfrentan y añadió: “he confiado en su experiencia y en su juicio”.

Carter fue subsecretario de Defensa entre octubre de 2011 y diciembre de 2013 y anteriormente fue subsecretario de adquisición, tecnología y logística, desde donde ayudó a crear un programa para desmantelar armas de destrucción masiva y reducir el terrorismo nuclear, una de sus áreas de especialidad.

Licenciado en Física e Historia Medieval por la Universidad de Yale, Carter renunció a seguir siendo el subsecretario de Defensa hace un año alegando motivos personales y porque, al parecer, se sentía incómodo a las órdenes de Hagel, dadas sus aspiraciones de dirigir esa cartera.

En su discurso el mandatario trazó las líneas de los retos a los que tendrá que hacer Carter al frente del Pentágono como asumir la fase posterior a la salida de las tropas de combate en Afganistán que concluyen su misión en diciembre de este año y acabar con el grupo yihadista Estados Islámico (EI).

“Tenemos que hacer una transición hacia una nueva misión de asesorar y ayudar a las fuerzas de seguridad afganas y luchar contra los remanentes de Al-Qaeda”, dijo Obama, que ha autorizado un remanente de 9.800 militares estadounidenses permanezcan hasta 2024 en el país para tareas de asesoramiento y entrenamiento.

Carter tendrá que continuar con la política iniciada con la región Asia-Pacífico, fortalecer las alianzas de lucha contra el terrorismo, gestionar el presupuesto del Pentágono y hacer frente a otros asuntos como la lucha contra el ébola en África Occidental.

Entre sus mayores retos estará demostrar que tiene el liderazgo necesario para ejecutar la estrategia de la Casa Blanca para combatir al grupo yihadista Estado Islámico (EI), uno de los motivos a los que se atribuye la dimisión de Hagel, aunque el exsecretario insiste en que fue una decisión de “mutuo acuerdo” con Obama.

Obama, que exhortó al Senado a aprobar pronto su nominación, señaló que Carter ha servido en diferentes puestos bajo once secretarios de Defensa, es “respetado” y cuenta con la “confianza” de republicanos y demócratas, además ha trabajado de cerca con los líderes militares y es “admirado” por el personal civil del Departamento; conoce el Pentágono “de arriba a abajo”, lo que le permitirá cumplir con su misión desde el primer día, aseguró.

Por su parte, Carter señaló que aceptó este desafío profesional “por la importancia de los retos estratégicos que enfrentamos”, además de su respeto por las tropas, y se comprometió a dar su asesoramiento militar y estratégico “más sincero” al mandatario.

Estaba previsto que a la ceremonia acudiera también Hagel, quien según fuentes de defensa no asistió a la Casa Blanca para no restarle protagonismo a su sucesor, a quien apoya, según indicó en un comunicado en el que instó a su pronta confirmación.

“Es un estratega reconocido, un científico y un académico con experiencia que abarca desde la seguridad nacional y la lucha contra el terrorismo internacional a la ciencia, la tecnología y la innovación”, indicó Hagel, que constató el compromiso de Carter con las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Las reacciones tras la nominación de Carter fueron favorables por parte de demócratas y de republicanos, lo que augura una pronta confirmación en el Senado, donde ya fue confirmado con éxito para los cargos anteriores.

Donald Rumsfeld, que fue secretario de Defensa con el presidente George W. Bush, señaló que “aportará una amplia experiencia, habilidades demostradas y dedicación” indicó en un mensaje a través de Twitter, en el que le deseó suerte en la nominación.

Por su parte, la senadora demócrata por California, Dianne Feinstein, presidenta del Comité de Inteligencia de Senado estadounidense, destacó su conocimiento en armamento nuclear y subrayó su experiencia en liderar “eficazmente” dentro del Departamento de Defensa. EFE