Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama y Abdalá buscan una campaña diplomática contra el Estado Islámico

Washington, 5 dic (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, y el Rey de Jordania, Abdalá II, subrayaron hoy la importancia del carácter diplomático que debe tener la campaña internacional contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) para su éxito a largo plazo, más allá de su ahora prominente componente militar.


Publicidad

Ambos líderes mantuvieron hoy una reunión en el Despacho Oval, en la que la estrategia contra los extremistas suníes fue el principal punto en la agenda.

“Tuvimos la oportunidad de hablar sobre el hecho de que no se trata sólo de una campaña militar, esto también es un asunto diplomático y un esfuerzo social y político, es una cuestión de ganar los corazones y las mentes y aislar a los extremistas en la región. Y creo que Jordania es un líder importante en eso”, aseveró Obama en declaraciones divulgadas tras la reunión a puerta cerrada.

El rey jordano expuso a Obama algunas de sus ideas sobre cómo actuar dentro del Islam para lograr que “la abrumadora mayoría de los musulmanes amantes de la paz” pueda, dentro de su región y sus comunidades, aislar y erradicar definitivamente al Estado Islámico.

“Jordania es un socio importante. Hemos tenido una extensa discusión sobre cómo debilitar y destruir al EI tanto en Irak como en Siria. (…) Estamos haciendo un progreso lento pero constante y reconocemos que es un desafío a largo plazo y extremadamente complejo”, agregó el monarca.

El presidente aseguró que el Ejército jordano ha trabajado “hombro con hombro” con Estados Unidos en el proceso de empoderamiento y fortalecimiento de la oposición moderada en Siria, elemento clave para evitar el avance del EI en ese país, ya débil ante la amenaza yihadista debido a su propia guerra civil.

Por su parte, el rey jordano agradeció al presidente, al Congreso y al pueblo estadounidenses su compromiso en la “lucha contra el extremismo”, así como por las ayudas económicas que continúa otorgando Estados Unidos a su país.

Asimismo, Abdalá II se refirió al compromiso internacional para conseguir “una solución integral a la crisis siria”, cuyo proceso, opinó, “se está moviendo en la dirección correcta”.

Jordania no solamente se enfrenta por su ubicación geográfica a las amenazas terroristas regionales, sino que también es destino de miles de refugiados y desplazados sirios que huyen del conflicto que vive su país.

“Nuestras tropas están muy orgullosas de trabajar juntas para combatir al EI en Siria y en Irak y tenemos un compromiso a largo plazo para lograr una solución a largo plazo para la región”, aseveró el monarca.

“La lucha contra el EI es un desafío global para luchar contra el mal. Es una lucha generacional contra el extremismo en todo el mundo”, prosiguió.

Además, los dos líderes trataron las relaciones entre israelíes y palestinos e hicieron hincapié en la necesidad de que el pueblo palestino tenga su propio Estado.

“Compartimos las preocupaciones sobre las tensiones continuas entre Israel y Gaza. (…) Y vamos a trabajar juntos por un Estado palestino”, dijo Obama.

Junto a las amenazas de otros grupos terroristas como el nigeriano Boko Haram y el somalí Al Shabab, también conversaron sobre las negociaciones del plan nuclear iraní.

En este sentido, Obama explicó a Abdalá II que Estados Unidos prefiere que no se llegue a un acuerdo entre las partes a que se llegue a un mal acuerdo.

“Informé a su majestad de nuestras negociaciones con Irán y le expliqué que preferimos que no haya acuerdo a que haya un mal acuerdo”, señaló el presidente.

“Pero seguimos manteniendo la posibilidad de poder eliminar el riesgo de que Irán obtenga un arma nuclear y dar a Irán una oportunidad para reunirse con la comunidad de naciones”, precisó el mandatario.

Teherán y el G5+1 (EE.UU., Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) tenían como fecha limite el pasado 24 de noviembre para alcanzar un pacto final que ponga fin a más de una década de enfrentamientos y sanciones internacionales contra Irán.

Sin embargo, ese objetivo no se logró y acordaron una nueva prórroga de siete meses, hasta el próximo 1 de julio. EFE