Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Seúl, Tokio y Washington acuerdan compartir datos atómicos de Corea del Norte

Foto de Archivo: La República.

Seúl, 29 dic (EFE).- Un acuerdo por el que Corea del Sur, Japón y Estados Unidos compartirán datos de inteligencia sobre el programa nuclear y de misiles norcoreano entró hoy en vigor, según confirmaron los Ministerio de Defensa surcoreano y japonés.


Publicidad

El viceministro surcoreano de Defensa, Baek Seung-joo, y sus homólogos japonés y estadounidense, Masanori Nishi y Robert Work, firmaron la semana pasada un memorando de entendimiento para establecer este pacto.

El acuerdo permite a Corea del Sur y Japón compartir información en este terreno a través del Departamento de Defensa estadounidense, que es quien canalizará la información ante la ausencia de un acuerdo bilateral entre Seúl y Tokio para intercambiar información militar.

Corea del Sur y Japón estuvieron a punto de firmar un pacto así en 2012, pero el empeoramiento de las relaciones bilaterales impidió que fuera rubricado.

“Este pacto es significativo. El cómo lidiar con las amenazas norcoreanas nucleares y en forma de misiles es un desafío común y urgente para los tres países”, explicó hoy en un comunicado el ministro de Defensa nipón, Gen Nakatani.

El acuerdo trilateral, que se empezó a discutir el pasado mayo, llega en un momento en que Pyongyang ha amenazado con realizar una nueva prueba nuclear en protesta por la reciente resolución de la Asamblea de Naciones Unidas en contra de la violación de derechos humanos en Corea del Norte.

Corea del Norte ya ha realizado desde 2006 tres pruebas nucleares subterráneas, la última en 2013, cuando detonó una bomba de uranio, el más potente de los artefactos que ha diseñado.

Además, el pasado verano el Ejército norcoreano disparó a modo de prueba centenares de proyectiles, entre ellos varios Rodong de alcance intermedio (unos 1.000 kilómetros). EFE