Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Peña Nieto ordena investigar escándalos de su propio Gobierno

Mensaje a la Nación, 27 de noviembre de 2014: Por un México en Paz con Justicia, Unidad y Desarrollo. Enrique Peña Nieto. Foto: Presidencia México.

México, 3 feb (EFE).- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, pidió hoy investigar si él, su esposa Angélica Rivera o su ministro de Hacienda, Luis Videgaray, incurrieron en conflicto de interés al comprar inmuebles a contratistas del Gobierno y anunció una serie de medidas para combatir la corrupción.


Publicidad

El mandatario mexicano nombró a Virgilio Andrade como nuevo titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), al presentar las acciones que pretenden garantizar la transparencia y la rendición de cuentas de funcionarios públicos.

La instrucción a la SFP, donde Julián Olivas fungía como encargado despacho, es que “investigue y resuelva si hubo conflicto o no conflicto de interés en las obras públicas o contratos otorgados por dependencias federales a las empresas que celebraron compra ventas de inmuebles” con los tres, indicó.

Peña Nieto también solicitó a Andrade “reunir a un panel de expertos con reconocido prestigio en materia de transparencia para que conozcan y evalúen los resultados de la investigación que habrá de llevar a cabo”.

El gobernante afrontó a finales del año pasado un escándalo a raíz de que una investigación periodística revelara que su esposa, Angélica Rivera, había encargado a un contratista del Gobierno la construcción de una lujosa mansión en la capital mexicana.

Las críticas desatadas en torno a la residencia llevaron a Rivera, actriz de profesión, a anunciar la venta de la propiedad y a Peña Nieto a hacer pública su declaración patrimonial completa.

La polémica se avivó cuando un diario estadounidense divulgó que Videgaray también había adquirido una vivienda al grupo Higa, que participó con la firma Teya en la primera licitación para la construcción de un tren de alta velocidad que conectaría la capital y la ciudad de Querétaro.

Dicha firma era socia local del consorcio China Railway Construction Company (CRCC), que ganó el concurso para la construcción del tren, pero después fue revocado por las dudas que surgieron en torno a una licitación que contó con un solo participante.

En enero, otro medio estadounidense reveló que Peña Nieto compró en 2005, semanas después de haber asumido como gobernador del Estado de México, una casa por 372.000 dólares al empresario Roberto San Román, quien después obtuvo contratos millonarios para realizar obras públicas.

En los tres casos, el Gobierno ha asegurado que no hay conflicto de interés dado que Peña Nieto, Rivera y Videgaray no participan en procesos de asignación de contratos.

“Soy consciente de que estos señalamientos dieron la apariencia de algo indebido que de verdad no ocurrió”, admitió hoy el mandatario mexicano.

Las ocho medidas anunciadas por Peña Nieto para combatir al corrupción incluyen la firma de un convenio de cooperación técnica con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la creación de una unidad especializada de ética y prevención de conflictos de interés.

Asimismo, a partir de mayo los servidores públicos federales deberán presentar una declaración de posibles conflictos de interés y se detallará la lista pública de proveedores sancionados por el Gobierno.

“Se ampliarán los mecanismos de colaboración con el sector privado, en materia de transparencia y combate a la corrupción”, indicó Peña Nieto.

Además, habrá protocolos de contacto entre particulares y los funcionarios responsables de decidir en los procedimientos de contrataciones y se acelerará la operación de la Ventanilla Única Nacional para los Trámites y Servicios del Gobierno. EFE