Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Se intensifican los combates en el este de Ucrania

Un rebelde prorruso pasa junto a un coche destrozado por un misil durante un bombardeo reciente sobre Donetsk, Ucrania. (Foto AP/Petr David Josek)

SARTANA, Ucrania (AP) — Los combates se intensificaron este martes en el este de Ucrania en vísperas de las conversaciones de paz, y ambos bandos dijeron haber logrado avances significativos. El gobierno acusó a los rebeldes respaldados por Rusia de causar siete muertos y 58 heridos con un ataque de artillería a una población alejada del frente.


Publicidad

Los combates, que según Naciones Unidas han matado a más de 5.300 personas desde abril, se producen en vísperas de una cumbre crucial prevista para el miércoles en Minsk, Bielorrusia, con la participación de Francia, Alemania, Rusia y Ucrania.

Ucrania y las potencias occidentales acusan a Rusia de fomentar la rebelión con soldados y armas. Moscú lo niega, pero la mera cantidad de armamento pesado de última tecnología que manejan los rebeldes desmiente la desmentida.

Los separatistas ucranianos con respaldo ruso atacaron con artillería la ciudad de Kramatorsk, que está a más de 50 kilómetros (30 millas) del frente, según dijo al Parlamento el presidente ucraniano, Petro Poroshenko.

La primera ronda de fuego de cohetes golpeó el cuartel general del mando ucraniano en el este de Ucrania y la segunda cayó en una zona residencial, dijo Poroshenko.

Tres personas murieron y 15 resultaron heridas en el ataque, según la administración regional de Donetsk bajo control del gobierno de Kiev.

La ciudad fue el escenario de intensos combates hasta julio, cuando los separatistas pro rusos se retiraron.

El portal de internet local Donetskiye Novosti subió fotos del lugar que mostraban un misil de artillería clavado en el suelo junto a un edificio residencial, cerca de dos cuerpos en el suelo.

El escuadrón voluntario Azov, leal a Kiev, dijo el martes en medios sociales que habían tomado varias localidades al noreste del puerto estratégico de Mariupol, expulsando a los rebeldes a cerca de la frontera con Rusia.

Sin embargo, el portavoz militar rebelde Eduard Basurin dijo en una rueda de prensa emitida el martes por televisión que los combates continuaban en la zona y los rebeldes no se habían retirado.

Los miembros de Azov señalaron que los rebeldes habían bombardeado Kominternove, al este de Mariupol, provocando bajas civiles no especificadas. Un periodista de Associated Press en el puesto de control del gobierno entre esa localidad y Mariupol, aún bajo control del gobierno, recibió noticias de combates a varias millas de distancia. Dos ambulancias y cuatro camionetas con tropas ucranianas se dirigieron a Mariupol procedentes de la dirección de Kominternove.

Los rebeldes reportaron avances también. Basurin, dijo el lunes por la noche que habían rodeado el centro ferroviario de Debaltsevo, centro de intensos enfrentamientos en las últimas semanas, cortando el acceso a una autovía principal. Un video colgado en un sitio web que simpatiza con los insurgentes mostraba a los separatistas avanzando por la carretera mientras cuerpos ensangrentados de soldados ucranianos yacían tendidos en el asfalto.

Al menos siete soldados ucranianos fallecieron durante la noche en el este, dijo el martes el portavoz del ejército de Kiev, Anatoli Matyukhin. En el bastión rebelde de Donetsk, sometido a bombardeos constantes, dos civiles murieron y otros 12 resultaron heridos.

El recrudecimiento de los combates y el aumento en el número de víctimas llega en medio de esfuerzos renovados para lograr una solución pacífica a un conflicto que ha desplazado al menos un millón de personas y dejó la economía ucraniana en ruinas

Representantes de Ucrania, Rusia, los rebeldes y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa se reunirán más tarde el martes en un esperado encuentro para sentar las bases para una cumbre el miércoles entre los líderes ruso, ucraniano, alemana y francés.

Antes de la cumbre que se celebrará en la capital bielorrusa, Minsk, el Kremlin advirtió a Occidente en contra de enviar armas a Ucrania o aumentar la presión sobre Rusia.

Dimitri Peskov, vocero del presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el martes a la emisora de radio Russian News Service que cualquier conversación sobre la imposición de nuevas sanciones sobre Rusia o el envío de armas al gobierno de Kiev desestabilizaría la situación en Ucrania.

Estaba previsto que las conversaciones en Minsk comenzaran a las 6 de la tarde, hora local (16:00 GMT), señaló el Ministerio bielorruso de Exteriores.

En un encuentro en Washington el lunes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, expresaron su apoyo a los esfuerzos para alcanzar una improbable solución diplomática al conflicto, pero no detallaron cómo procedería Occidente si las conversaciones de esta semana fracasan. Merkel se opone rotundamente a armar al asediado ejército ucraniano, mientras que Obama ha planteado la posibilidad de que Estados Unidos pueda enviar por primera vez armas a Ucrania.