Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EE.UU. presentará cargos por corrupción contra Robert Menéndez

Robert Menéndez. Foto de Archivo: La República.

Washington, 6 mar (EFE).- El Departamento de Justicia de EE.UU. se prepara para presentar cargos criminales por corrupción contra el senador demócrata de origen cubano Robert Menéndez, en un caso relacionado con sus lazos con el millonario dominicano Salomon Melgen, informaron hoy la cadena CNN y el diario Washington Post.


Publicidad

Los cargos contra el influyente senador por Nueva Jersey podrían presentarse en las próximas semanas y sostienen que usó su oficina en el Senado estadounidense para impulsar los intereses empresariales de Melgen, un donante demócrata que vive en Florida, a cambio de regalos, según la CNN.

El Departamento de Justicia no ha confirmado la información, adelantada por CNN y confirmada más tarde por el Post.

“No puedo comentar sobre eso”, dijo hoy el secretario de Justicia de EE.UU., Eric Holder, preguntado por los periodistas en Carolina del Sur acerca de los supuestos cargos contra Menéndez.

Una portavoz de Menéndez, Tricia Enright, afirmó que cree que “todas las acciones del senador han sido apropiadas y legales, y los hechos acabarán confirmándolo”.

“Todas las acciones tomadas por el senador Menéndez o su oficina han sido para tratar de forma apropiada asuntos de política pública, y no por ninguna otra razón”, añadió Enright en un comunicado.

La investigación del Departamento de Justicia, abierta desde hace meses, se centra en la relación del legislador con Melgen, un oftalmólogo que es amigo de Menéndez y que ha hecho donaciones al senador y a comités asociados con él, de acuerdo con la CNN.

Los cargos apuntan a que el senador defendió a Melgen ante administradores del plan federal de seguros médicos para mayores de 65 años Medicare, que habían acusado al oftalmólogo de cobrar facturas excesivas al Gobierno bajo ese programa, según la cadena de televisión, que cita fuentes cercanas a la investigación.

Los investigadores también han examinado si Menéndez violó la ley al tratar de ejercer presión sobre el Gobierno de la República Dominicana para que cumpliese un contrato con la compañía de seguridad portuaria que posee Melgen.

En ese momento, la agencia de Protección y Control de Aduanas de EE.UU. consideraba donar equipos de seguridad portuaria a la República Dominicana, lo que habría puesto en peligro el contrato que tenía la empresa de Melgen.

Además, en 2010, Menéndez viajó dos veces a la República Dominicana como invitado de Melgen, y tres años más tarde, cuando salió a la luz que no había declarado esos desplazamientos, reembolsó al médico 58.500 dólares por los gastos del viaje.

La portavoz del senador reconoció hoy que Melgen ha sido “uno de los amigos más cercanos” de Menéndez “durante décadas”, y los dos “han ido a las bodas y funerales de sus respectivas familias y han intercambiado regalos personales”.

No obstante, aseguró que “la investigación oficial” del Departamento de Justicia sobre Menéndez está todavía “en curso” y por tanto su oficina no hará comentarios sobre “acusaciones hechas de forma anónima”.

Según informes de prensa no confirmados, Menéndez también tuvo encuentros con prostitutas menores de edad en la República Dominicana, pero varias jóvenes supuestamente implicadas han negado que se produjeran esos contactos y la investigación ha descartado esa posibilidad, indicó la CNN.

Los investigadores tampoco han determinado que el senador cometiera ninguna negligencia en sus contactos con dos exbanqueros ecuatorianos requeridos por la Justicia de Ecuador, los hermanos William y Roberto Isaías, que realizaron donaciones para la campaña electoral de Menéndez en 2012, de acuerdo con la cadena.

Menéndez, uno de los políticos hispanos demócratas con más renombre, fue presidente del Comité de Asuntos de Exteriores del Senado hasta enero de este año, y es uno de los legisladores más activos en la política de EE.UU. hacia Latinoamérica. EFE