Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Departamento de Estado sugirió a la Casa Blanca el retiro de Cuba de la lista terrorista

Imagen de Cuba. Foto de Archivo, La República.

El Departamento de Estado recomendó a la Casa Blanca que remueva a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo, allanando el camino para que el gobierno de Barack Obama anuncie que quita definitivamente a la isla de la lista, informó la CNN luego de hablar con dos oficiales de la administración norteamericana.


Publicidad

En la recomendación, el Departamento de Estado certifica que Cuba no prestó apoyo a ningún grupo terrorista en los últimos seis meses.

Obama había ordenado la revisión de la inclusión de Cuba en la “lista negra”, tras el anuncio histórico del mandatario acerca de la normalización de las relaciones diplomáticas. “No podemos seguir haciendo lo mismo y esperar obtener un resultado diferente”, había dicho entonces el jefe de Estado, tras asegurar que EEUU levantaba el “ancla del pasado” y moderaba el bloqueo comercial sobre la isla.

La salida de Cuba de la lista de países que apoyan y financian el terrorismo también estuvo entre los temas principales de las rondas de negociación entre Washington y La Habana que tuvieron lugar tras el histórico acuerdo. De hecho, había sido uno de los principales temas que obstaculizaban el avance en la normalización de las relaciones y la reapertura de las respectivas embajadas.

La Casa Blanca ha dejado en claro que buscaba hacer este nuevo anuncio antes de la Cumbre de las Américasque tendrá lugar este 10 y 11 de abril en Panamá, en la que Obama y el líder cubano Raúl Castro tendrán una “interacción”. Por eso había ordenado al Departamento de Estado acelerar el proceso.

La salida de Cuba de la lista permitiría también remover sanciones políticas y financieras por parte de Estados Unidos contra la isla. Esto podría incluir que el gobierno norteamericano abandone su oposición a que el régimen castrista reciba ayuda económica del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de otras importantes instituciones financieras.

El Congreso estadounidense tendrá 45 días para aprobar la acción ejecutiva, por medio de la votación de una resolución que apruebe la exclusión de Cuba de la lista.