Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EE.UU. y Japón fijan los nuevos principios de su alianza defensiva

Nueva York, 27 abr (EFE).- Estados Unidos y Japón definieron hoy los nuevos parámetros de su cooperación en materia de defensa, en la primera revisión que se hace desde 1997, que considera las nuevas amenazas y que extiende el ámbito geográfico de la alianza militar.


Publicidad

“Enfrentamos nuevas amenazas y contamos con nuevas capacidades, pero algo que sigue siendo igual son los cimientos de la alianza con Japón”, afirmó el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, en una rueda de prensa para informar de este acuerdo.

“Estados Unidos no puede pedir un mejor aliado y amigo que Japón”, dijo, por su parte, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que calificó a Japón como la “piedra angular” de la paz, la estabilidad y la prosperidad en el Pacífico.

Esta es la primera vez que se revisa el tratado militar bilateral desde 1997. Lo hicieron Kerry y Carter en una reunión que mantuvieron hoy en Nueva York con sus colegas nipones, Fumio Kishida (Exteriores) y Gen Nakatani (Defensa).

La revisión tiene en cuenta los “desafíos de seguridad para el siglo XXI” y las nuevas estrategias estadounidenses en la región de Asia-Pacífico, con el compromiso de EE.UU. de defender a Japón con capacidades castrenses, tanto convencionales como nucleares.

Carter, al ser consultado por los periodistas sobre qué avances más importantes tiene la revisión de la alianza militar, dijo que uno de los “grandes cambios” es el del ámbito geográfico que considera.

En 1997, dijo, se establecía la cooperación en las “áreas alrededor de Japón”, mientras que ahora, sin embargo, no hay restricciones en términos geográficos.

“Se está yendo desde un foco local a un foco global, teniendo en cuenta que el mundo ha cambiado desde 1997”, agregó.

“Las nuevas directrices refuerzan la solidaridad y extienden la cooperación entre Estados Unidos y Japón”, dijo, por su parte, el titular nipón de Exteriores.

En la rueda de prensa se destacó también la existencia de nuevos campos de cooperación, como el espacio y el ciberespacio, todo ello como parte de la revisión de unas directrices que fueron aprobadas por primera vez el 27 de noviembre de 1978.

El comunicado difundido al final de la reunión indica que los nuevos principios establecen la creación de un mecanismo de coordinación de la alianza conjunta para asegurar una “respuesta constante”, ya sea en tiempos de paz o por el peligro de conflictos.

En materia regional, las nuevas directrices dejan sentado el hecho de que la alianza entre EE.UU. y Japón es “la piedra angular de la paz y la seguridad en la región de Asia-Pacífico” en la promoción de un entorno de seguridad “más pacífico y estable”.

Reconocen la cooperación con terceras naciones, como Corea del Sur y Australia, y recuerdan la reciente decisión de EE.UU. y Japón de firmar con Seúl un acuerdo para compartir información sobre las “amenazas nucleares planteadas por Corea del Norte

Carter negó que esta revisión del tratado bilateral esté orientado específicamente hacia China. “Hay otros temas tanto en esa región del mundo como globales”, agregó, y reiteró las amenazas nucleares de Corea del Norte.

Los compromisos adoptados detallan los planes para el despliegue de naves y tropas de Estados Unidos en la región de Asia-Pacífico, así como de sistemas de defensa y aviones de vigilancia, además de la cooperación en materia logística.

Al respecto, se comprometieron a continuar con la reubicación de la base militar estadounidense de Futenma en el archipiélago de Okinawa (sur), que ha enfrentado a Tokio con el ejecutivo local.

Japón y EE.UU. acordaron en 1996 trasladar la base militar estadounidense de Futenma hacia otra zona de la isla principal de Okinawa, pero este proyecto llevaba atascado desde hace casi una década por la fuerte oposición de políticos y la población local.

El comunicado recuerda que los convenios que regulan la presencia de tropas de EE.UU. en Japón vencen en marzo del año próximo y anuncia su intención de comenzar discusiones para definir las nuevas condiciones. EFE