Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estados Unidos comienza a entrenar a rebeldes sirios moderados

El secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carter, anunció hoy el comienzo del entrenamiento de los primeros rebeldes moderados sirios para combatir sobre el terreno a los terroristas del Estados Islámico (EI).


Publicidad

Aunque Carter no quiso especificar dónde comenzaron los entrenamientos, se da por hecho que Jordania es el país que está acogiendo a los primeros rebeldes elegidos por Estados Unidos para formar parte de esta fuerza de choque contra los extremistas suníes del EI.

Carter anunció en una rueda de prensa en el Pentágono que el entrenamiento ya se ha iniciado con un contingente de rebeldes de unos 200 soldados y que un segundo grupo se sumará a los entrenamientos en “unas pocas semanas” a este “modesto” número.

Un total de 90 expertos militares estadounidenses están siendo los primeros en entrenar a los rebeldes sirios en uso de armas, comunicaciones y mando operativo y coordinación.

El Pentágono espera que los primeros rebeldes puedan estar operativos sobre el terreno en Siria “en unos meses” y que el programa se vaya extendiendo progresivamente.

“Primero se les reclutó, se les seleccionó y se ha pasado a la fase de entrenamiento”, explicó Carter.

La duda es si estos rebeldes entrenados por Estados Unidos, que desde el comienzo de la guerra civil siria pudieron formar parte de las fuerzas de la oposición moderada al líder sirio, Bachar al Asad, se centrarán solo en combatir a los yihadistas.

Carter dijo que el objetivo principal de las unidades rebeldes entrenadas por el Pentágono será el EI, que ocupa importantes zonas del este sirio.

Pero si se ven atacados por fuerzas de Asad, “los protegeremos”, apuntó después el jefe del Pentágono.

El jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin Dempsey, reconoció que por el momento un régimen débil de Asad en Damasco “haría la situación en Siria más complicada” al sumir aún más al país en el caos, pero no cambiaría los esfuerzos estadounidenses para acabar con el EI.

El plan inicial de la Casa Blanca era poder entrenar y desplegar sobre el terreno a un total de 5.000 rebeldes moderados. EFE [I]