Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Raúl Castro satisfecho con la apertura de embajadas

El presidente de Cuba, Raúl Castro. EFE/Marcelino Vázquez

El presidente Raúl Castro afirmó el miércoles que la apertura de embajadas de Cuba y Estados Unidos iniciará “una nueva etapa” en las relaciones bilaterales, al tiempo que exhortó a su par Barack Obama a usar sus facultades para levantar las sanciones económicas que enfrenta la isla.


Publicidad

“El gobierno revolucionario tiene la disposición de avanzar en la normalización de las relaciones, convencido de que ambos países podemos cooperar y coexistir civilizadamente, en beneficio mutuo, por encima de las diferencias que tenemos y tendremos”, dijo Castro ante los diputados de la Asamblea del Poder Popular reunida en plenario.

Hasta este momento Castro no había emitido ningún comentario sobre la apertura de las embajadas que ambos países acordaron a comienzos de este mes.

El discurso del mandatario fue difundido por la televisión estatal en la noche, varias horas después de la clausura del evento. La prensa extranjera no tuvo acceso al recinto de la Asamblea.

Castro exhortó además a Obama para que, en consonancia con su actual política de acercamiento, flexibilice las medidas que pesan sobre Cuba desde hace más de medio siglo.

“Esperamos que continúe usando sus facultades ejecutivas… para desmantelar aspectos de esta política, que causa daños y privaciones a nuestro pueblo”, agregó el mandatario cubano.

Muchas de las normas que pesan sobre Cuba tienen rango de ley, por lo que es el Congreso de Estados Unidos el que debe derogarlas.

De todas formas, Castro indicó que las relaciones normales plenas entre los dos países no serán posibles mientras se “mantenga el bloqueo”. Además, también es necesaria la devolución del territorio de la Base Naval de Guantánamo y que cesen las transmisiones radiales y televisivas estadounidenses hacia Cuba, entre otros puntos.

Castro y Obama anunciaron el 17 de diciembre el inicio de un proceso de acercamiento rumbo a una normalización total de los vínculos entre ambos países.

El Parlamento cubano, con la presencia de más de 500 diputados, cerró una de sus reuniones bianuales este miércoles con la novedad de haber inaugurado una cuenta de Twitter y otra en Facebook, medios inusuales de comunicación en los organismos estatales de la isla.

Los medios de prensa locales informaron que la Asamblea contará con una cuenta en Twitter bajo el usuario @AsambleaCuba y otra en Facebook bajo el nombre “Asamblea Nacional Cuba”. Aunque muchas instituciones oficiales de otros países tienen este tipo de medios para informar sus actividades, en la isla es inusual en parte dada la poca conectividad a internet.

Entre los invitados a la Asamblea del Poder Popular, como se designa al parlamento, estuvieron Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino y René González, los cinco agentes de inteligencia que durante más de una década estuvieron presos en Estados Unidos y que Cuba considera héroes por su labor de prevención de ataques contra la isla.

Tres de “los Cinco” fueron liberados el 17 de diciembre pasado como parte del anuncio del proceso de restablecimiento diplomático.

Castro, a cargo del discurso de clausura de la Asamblea, informó que el producto interno bruto se incrementó este año en un 4,7% hasta el 30 de junio.

Según el mandatario se espera que el crecimiento anual se ubique en torno a 4% en 2015.

“Esto es muy bueno, teniendo en cuenta que en el pasado año sólo crecimos el 1%. No obstante, para lograr este 4% esperado hay que trabajar duro y con mucha disciplina”, explicó Castro.

El mandatario también expresó su apoyo a Venezuela, su principal socio comercial, y expresó su satisfacción por la próxima visita del papa Francisco a la isla el próximo mes de septiembre.

El parlamento cubano se reúne habitualmente dos veces al año —en julio y diciembre— de manera plenaria y los diputados no reciben pago por su labor, sino que siguen integrados a sus trabajos y profesiones. Durante el resto del año la Asamblea cuenta con el trabajo de funcionarios que dan continuidad a los mandatos de los legisladores. [I]