Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ucrania y Holanda no renuncian a tribunal sobre derribo Boeing pese veto ruso

Ucrania y Holanda anunciaron hoy que, pese al veto ruso, no renuncian a la creación de un tribunal internacional que juzgue a los culpables del derribo en 2014 del avión de Malaysian Airlines en el este de Ucrania.


Publicidad

Durante una conversación telefónica, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, y el primer ministro holandés, Mark Rutte, decidieron encargar a sus respectivos ministerios de Exteriores que acuerden un plan conjunto para crear “el correspondiente órgano judicial internacional”.

Según informó la Presidencia ucraniana, ambas partes se comprometieron a “consensuar sin dilación propuestas alternativas” tras destacar que el proyecto de resolución propuesto por Malasia en el Consejo de Seguridad dio a luz un mecanismo judicial para juzgar a los culpables de la tragedia.

Poroshenko calificó de “veto contra la justicia” la decisión rusa de bloquear en el Consejo de Seguridad de la ONU la creación de dicho tribunal, aduciendo que la iniciativa está politizada y que antes hay que concluir la investigación propiamente dicha.

“Rusia puede bloquear la adopción de una resolución en el Consejo de Seguridad, pero no puede impedir nuestra búsqueda de justicia”, recalcó el líder ucraniano.

Rutte, que intentó convencer en vano en las últimas semanas al presidente ruso, Vladímir Putin, para que diera su visto bueno a la resolución, también condenó el veto ruso.

Además, ambas dirigentes concluyeron que el veto ruso es un paso más en el camino hacia su aislamiento internacional iniciado con la anexión de la antaño península ucraniana de Crimea en marzo de 2014.

En la misma línea, Malasia informó de que explorará otras vías para procesar a los responsables para garantizar que no reine la impunidad.

Mientras, la separatista república popular de Donetsk respaldó anoche la decisión de Rusia, aduciendo que “el tribunal es un mero acto de propaganda sobre la sangre de las víctimas de la catástrofe”.

“No invitaron ni a un solo experto de Rusia, cuya frontera se encuentra a 30 kilómetros del lugar del siniestro. Si hubiera expertos rusos, entonces habría algo de que hablar”, aseguró Andréi Purguin, uno de los dirigentes prorrusos de Donetsk.

Rusia fue el único país que vetó el proyecto impulsado por Australia, Bélgica, Malasia, Holanda y Ucrania, y que recibió once votos a favor de los quince posibles, ya que China, Venezuela y Angola se abstuvieron.

Ucrania y Occidente acusan a los separatistas ucranianos apoyados por el Kremlin de disparar el misil que supuestamente derribó el 17 de julio de 2014 el aparato con casi 300 pasajeros abordo que realizaba el vuelo MH17 sobre la región de Donetsk.EFE [I]