Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Oposición brasileña repudia apoyo del secretario de Unasur a Dilma Rousseff

El presidente delSenado Federal de Brasil, senador Renan Calheiros (PMDB-AL) recibe la visita del secretario de la UNASUR, Ernesto Samper, el 13 de octubre de 2015. Foto: Jonas Pereira/Agência Senado

Brasilia, 15 oct (EFE).- El Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, oposición) repudió hoy el apoyo manifestado por el secretario general de Unasur, Ernesto Samper, a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, frente a la posibilidad de que sea sometida a un juicio con miras a su destitución.


Publicidad

“Brasil es una democracia consolidada y el señor Samper haría mejor si le diera más atención a la escalada autoritaria en otros países de la región, en particular Venezuela, sobre lo cual, hasta ahora, ha mantenido silencio”, declaró en un comunicado la mayor fuerza de la oposición brasileña.

La nota está firmada por los senadores Aécio Neves, presidente del PSDB, y Aloysio Nunes, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, quienes además informaron de que cancelaron una reunión que tenían prevista con Samper por esas declaraciones.

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y expresidente de Colombia realizó una visita oficial a Brasil esta semana, donde fue recibido por Rousseff y expresó un claro apoyo a la mandataria frente a la posibilidad de que sea sometida a un juicio político.

“Obviamente esperamos que todos los temas políticos sean tratados dentro del Congreso, dentro de la Constitución, dentro de la ley y con respeto a las normas universales sobre legítima defensa”, afirmó Samper tras su entrevista con Rousseff el pasado martes.

También sostuvo que Rousseff “fue elegida constitucionalmente y tiene que, constitucional y políticamente, terminar su mandato”.

Luego, en una entrevista con Efe, insistió en que Rousseff “puede y debe terminar su mandato”, pues “cualquier decisión en sentido contrario tendría una repercusión enorme” en la región.

Según el comunicado del PSDB, “las instituciones brasileñas son suficientemente robustas como para lidiar, dentro de los principios del Estado Democrático de Derecho, con la profunda crisis económica y política que atraviesa el país”.

La nota también explica que la Constitución brasileña prevé la posibilidad de destituir a un mandatario y establece un marco al que la oposición sostiene que se ajustan sus intenciones de iniciar un juicio político contra la mandataria.

“Nuestras instituciones cumplen con las misiones que le son atribuidas por la Constitución, inclusive con la de deliberar sobre las solicitudes de destitución de un presidente”, apunta el comunicado del PSDB.

La Constitución brasileña prevé la posibilidad de destituir a un jefe de Estado, pero para iniciar el juicio exige razones jurídicas que, en opinión del Gobierno, no existen en el caso de Rousseff.

Sin embargo, según sostiene la oposición, Rousseff incurrió en un “delito de responsabilidad” al avalar un “maquillaje” de las cuentas públicas presentadas por su Gobierno el año pasado, y esas maniobras contables habrían continuado en los últimos meses.

De acuerdo a la Constitución brasileña, entre los “delitos de responsabilidad” que pueden dar pie a la destitución de un jefe de Estado figuran aquellos que atenten contra “la probidad en la Administración” y “la ley presupuestaria”. EFE