Ecuador. Domingo 26 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lavrov dice que Al Asad es importante porque es enemigo del Estado Islámico

Bachar al Asad

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, dijo hoy en Viena que “lo importante” no es estar a favor o en contra del presidente sirio, Bachar al Asad, sino que este es enemigo del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Publicidad

“No puedo coincidir en que Al Asad es la causa de todo. Me preocupa escuchar a John (Kerry, secretario de Estado de EE.UU.) decir que si Asad se va, todos los países de la región se unirán para vencer al EI”, indicó Lavrov en rueda de prensa tras concluir en Viena una cumbre sobre la situación en Siria.

“Los atentados de París y su reivindicación por el EI han demostrado que lo importante no es si estar a favor o en contra de Asad, sino que es un enemigo para el EI”, insistió.

Moscú defiende que su aliado Al Asad sea parte de una solución de paz en Siria, algo que rechaza la mayoría de los países occidentales, entre ellos Estados Unidos, como también los árabes del Golfo Pérsico.

En este contexto, el jefe de la diplomacia rusa recordó la situación violenta en Irak y Libia tras la caída y muerte de sus dictadores, Sadam Husein, en 2003, y Muamar El Gadafi, en 2011.

“Hablando del papel que desempeña una personalidad, ya tuvimos los casos de (el presidente iraquí) Sadam Husein y (el líder libio Muamar el) Gadafi. En ambos casos se dijo que al quitar al dictador, el país florecería”, advirtió.

Añadió que en la conferencia internacional de Viena, que acordó un calendario de un proceso de paz que incluye un alto el fuego, la formación de un gobierno de transición en el plazo de seis meses, y la celebración de elecciones en dieciocho meses, su delegación insistió en la participación de Al Asad.

“Hemos confirmado que el futuro de Siria lo decidirá únicamente el pueblo sirio, y eso afecta también al señor Asad”, dijo Lavrov. EFE (I)