Ecuador. jueves 21 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mauricio Macri se consagra nuevo presidente argentino y pone fin a la “era K”

El presidente electo de Argentina Mauricio Macri celebra su victoria electoral en la sede de campaña de su partido en Buenos Aires, Argentina, el domingo 22 de noviembre de 2015. (AP Foto/Ricardo Mazalan)

Buenos Aires, (EFE).- El conservador Mauricio Macri se consagró hoy como nuevo presidente de Argentina al derrotar en una inédita segunda vuelta al oficialista Daniel Scioli y pondrá fin, a partir del próximo 10 de diciembre, a un ciclo de doce años y medio de kirchnerismo en el poder.


Publicidad

“Hoy es un día histórico, es un cambio de época que va a ser maravilloso”, dijo Macri al celebrar su triunfo ante miles de adherentes políticos reunidos en un centro de convenciones de Buenos Aires, la ciudad que gobierna desde hace ocho años.

Mauricio Macri consiguió hoy un 51,42 por ciento de votos, una ventaja de tres puntos, sobre el oficialista Daniel Scioli, con el 99 por ciento del escrutinio.

Scioli, gobernador saliente de la provincia de Buenos Aires y miembro del oficialista Frente para la Victoria, se quedó con un 48,58 por ciento de votos, de acuerdo con los datos provisionales de la autoridad electoral.

Quien dentro de tres semanas tomará las riendas del país por los próximos cuatro años afirmó que el cambio que tiene por delante Argentina “no puede detenerse por revanchas” y convocó a la participación de “todos”, incluso a quienes no le votaron, para “encontrar el camino del desarrollo”.

Macri, de 56 años, ingeniero de profesión, que saltó de los negocios familiares al mundo del fútbol y de ahí a la arena política, prometió “pobreza cero”, enfrentar y derrotar al narcotráfico, mejorar la calidad democrática y tener buenas relaciones con todos los países, en especial los latinoamericanos.

“¡Sí, se puede!”, arengó a sus seguidores, que le respondieron a coro.

“Le pido a Dios que me ilumine para ayudar a cada argentino a encontrar su forma de progresar, ser feliz. Les pido que por favor no me abandonen, que el 10 de diciembre comienza una etapa maravillosa de Argentina”, grito Macri, exultante, quien festejó a puro baile, arropado por su mujer, Juliana Awada, y la hija de ambos, Antonia, de 4 años.

Globos, lluvia de papeles, música a todo volumen en el búnker de Cambiemos. Y unas cuantas cuadras de allí, en un hotel del centro de la capital argentina, la cara de la derrota: militantes del Frente para la Victoria deshechos en un mar de lágrimas.

Su candidato, el gobernador saliente de la provincia de Buenos Aires, contuvo su amargura en público y, al reconocer la derrota, habló con serenidad.

“Yo he puesto lo mejor de mí”, aseguró Scioli, un peronista de origen no kirchnerista y que en la primera vuelta electoral, el pasado 25 de octubre, había logrado el primer puesto, con el 37 % de los votos, menos de lo que le auguraban los sondeos y apenas tres puntos por encima de lo obtenido por Macri.

Scioli reconoció que “se optó por un cambio” y dijo que “Dios quiera e ilumine al ingeniero Macri y que ese cambio sea por el bien de nuestro pueblo”.

“La dinámica del balotaje (segunda vuelta) ha elegido la alternancia. Es nuestra democracia, tenemos que hacerla madurar día a día y cuidarla. Hoy hemos dado una manifestación ejemplar al mundo”, añadió.

Scioli, de 58 años, aseguró que a partir del próximo 10 de diciembre, cuando deje el cargo como gobernador bonaerense, buscará “desde donde sea poder defender coherentemente a un ideal, a un proyecto de país que comenzó hace doce años, con un sueño, lo que parecía inalcanzable fue avanzando; Argentina se transformó”.

Cristina Fernández, que tuvo una mala relación con Macri desde que en diciembre de 2007 ella llegó a la Casa Rosada y él a la Alcaldía de Buenos Aires, también llamó a su sucesor para felicitarle.

Según fuentes oficiales, la jefa de Estado, que tendrá que traspasar su banda presidencial al líder opositor, le convocó a un encuentro el próximo martes en la residencia oficial de Olivos, a las afueras de Buenos Aires.

Fernández, de 62 años y cuyo futuro político es aún una incógnita, habló además por teléfono con la tercera esposa de Macri, Juliana Awada, que en pocos días se convertirá en la nueva primera dama de Argentina. EFE

(I)

BUENOS AIRES (ARGENTINA), 22/11/2015.- El líder del frente opositor Cambiemos, Mauricio Macri, saluda a seguidores hoy, domingo 22 de noviembre de 2015, en Buenos Aires (Argentina). Mauricio Macri, ganó hoy la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Argentina y se convertirá en el nuevo mandatario del país, según los datos con más del 60 % del escrutinio efectuado. Con el 66,37 por ciento de las mesas escrutadas, Macri logró un 53,46 por ciento de votos frente al 46,54 por ciento del oficialista Daniel Scioli, del gobernante Frente para la Victoria. Los datos difundidos por el Ejecutivo argentino, a cargo del escrutinio provisional de los comicios, indican que el nivel de participación en esta jornada electoral ha sido del 80,63 por ciento. Inmediatamente después de conocerse estos resultados, Scioli reconoció su derrota y felicitó a su oponente. EFE/David Fernández

BUENOS AIRES (ARGENTINA), 22/11/2015.- El líder del frente opositor Cambiemos, Mauricio Macri, saluda a seguidores hoy, domingo 22 de noviembre de 2015, en Buenos Aires (Argentina). EFE/David Fernández

El presidente electo de Argentina Mauricio Macri saluda a sus partidarios en la sede de campaña de su partido en Buenos Aires, Argentina, el domingo 22 de noviembre de 2015. (AP Foto/Ricardo Mazalan)

El presidente electo de Argentina Mauricio Macri saluda a sus partidarios en la sede de campaña de su partido en Buenos Aires, Argentina, el domingo 22 de noviembre de 2015. (AP Foto/Ricardo Mazalan)