Ecuador. Miércoles 18 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

No hay rupturas democráticas en el Mercosur, responde representante del bloque a Macri

Nicolás Maduro y Diosdado Cabello . Foto: EFE/Archivo

El alto representante general del Mercosur, el brasileño Florisvaldo Fier, aseguró hoy a Efe que no hay “ruptura democrática” en ningún país del bloque, tras las declaraciones del presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, quien este lunes dijo que pedirá que el grupo sancione a Venezuela.

Publicidad

Macri, que se impuso este domingo frente al candidato oficialista, Daniel Scioli, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Argentina, señaló hoy que en la próxima Cumbre de Mercosur, en diciembre, solicitará que se aplique la cláusula democrática contra Venezuela por la “persecución” a los opositores y a “la libertad de expresión”.

Según Fier, en estos momentos no existe ningún país en el bloque, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, en el que se haya producido una “ruptura democrática”.

En cambio, señaló que existen “crisis políticas” en algunos países miembro y destacó los casos de Brasil y de Venezuela.

Asimismo, el alto representante general del Mercosur aseguró que para que los cancilleres del bloque debatan sobre la aplicación de la cláusula democrática a Venezuela, tal y como Macri planteó, es necesario que al menos uno de los Estados miembro denuncie la situación para que sea incluido en la agenda.

En ese sentido, Fier aseguró que de momento ningún país lo ha planteado.

La cláusula democrática prevista en el Mercosur establece la posibilidad de suspender a un Estado miembro ante la ruptura del orden democrático en virtud del Protocolo de Ushuaia, suscrito en 1998, que contempla que solo puede aplicarse por consenso.

El acuerdo fue perfeccionado en 2011 mediante un nuevo protocolo que abre la vía a sanciones más severas, como cerrar total o parcialmente las fronteras terrestres y suspender o limitar el comercio, el tráfico aéreo y marítimo, las comunicaciones y la provisión de energía y servicios.

Hasta el momento, la aplicación de la cláusula democrática del bloque suramericano solamente ha sido efectuada en 2012, contra Paraguay.

En ese caso, los países del bloque consideraron “ilegítimo” el proceso que derivó en la destitución en un juicio político del entonces presidente paraguayo, Fernando Lugo, y acarreó una suspensión diplomática para el país en el seno del Mercosur.

En aquella ocasión, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) aplicó a Paraguay una sanción diplomática similar a la del Mercosur. EFE (I)

Publicidad