Ecuador. viernes 20 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dilma Rousseff pide acelerar debate sobre su juicio político

RIO DE JANEIRO (AP) — La presidenta de Brasil Dilma Rousseff hizo el lunes un llamado al Congreso para debatir lo “antes posible” una demanda que podría resultar en su juicio político y eventual destitución.


Publicidad

En rueda de prensa, Rousseff señaló que la Cámara de Diputados debería acortar el receso y convocar una sesión en enero para discutir el pedido de juicio político. Tras concluir sus actividades el 22 de diciembre, la cámara baja reanudará labores el 2 de febrero.

“No es correcto que el país se quede esperando”, expresó Rousseff. “Creo que es importante que todo lo consideren lo antes posible”, agregó.

Rousseff se refirió al estado de la economía, que analistas pronostican podría caer hasta un 3,5% este año. “Creo que en una situación de crisis como esta, política y económica que el país atraviesa, es importante que sea convocado el Congreso”, sostuvo la mandataria.

La exigencia de Rousseff fue anticipada por analistas y expertos que opinan que el deterioro de la economía y las revelaciones de un escándalo de corrupción dentro de la estatal Petrobras desatarían más descontento en la población, lo cual podría debilitar el apoyo de Rousseff en el Congreso. Las cámaras están ampliamente fragmentadas y la coalición oficialista no está bien consolidada.

El líder de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, un fuerte enemigo de la presidenta, introdujo oficialmente el jueves el pedido para llevarla a juicio político con el argumento de que violó leyes de responsabilidad fiscal por hacer uso de fondos de bancos estatales sin el aval del Congreso cada vez que se quedaba sin presupuesto.

Aunque muchos consideran que sería difícil reunir el apoyo de más de dos tercios en la cámara baja para que el juicio político pase al Senado, la opinión popular es un factor importante.

La semana pasada Cunha convocó a la cámara de diputados el lunes en la noche para aprobar a cada uno de los 65 miembros que formarían parte de una comisión especial que decidirá si se inicia o no el juicio político. Cada partido tiene derecho a nombrar de acuerdo al tamaño de su bancada.

Sin embargo, al caer la tarde Cunha pospuso el asunto para el martes, alegando falta de quórum. [I]