Ecuador. viernes 20 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hoy se instala la nueva Asamblea de Venezuela

El legislador reelecto Henry Ramos Allup muestra los certificados de haber ganado las elecciones, afuera del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Caracas, Venezuela, el miércoles 9 de diciembre de 2015. La coalición opositora venezolana Unidad Democrática aseguró con un solo asiento una súper mayoría de dos terceras partes en el Congreso, superando incluso las previsiones más optimistas tras las elecciones del 6 de diciembre. (Foto AP/Fernando Llano)

Venezuela vive un ambiente de crispación a solo horas de que se instale el nuevo Parlamento de mayoría opositora después de que el próximo presidente de la Asamblea Nacional (AN), Henry Ramos Allup, no pudiera ingresar a una sede legislativa y el Gobierno anunciara que tomará acciones económicas.


Publicidad

Ramos Allup, que fue elegido este domingo en unas votaciones a las que fueron convocados los 112 diputados opositores elegidos el pasado 6 de diciembre, intentó hoy sin éxito ingresar a la sede de las comisiones parlamentarias después de que un vigilante del lugar se lo impidiera.

El diputado dijo que quiso pedir un balance de sus ahorros de sus gestiones pasadas como parlamentario y un “autodenominado esbirro” que cuidaba la puerta del Parlamento le dijo que no podía entrar, por lo que decidió marcharse “con mucha prudencia, con mucha serenidad”.

En el lugar y cuando decidió marcharse, Ramos Allup fue agredido con insultos por unas personas que se identificaron como chavistas y que dieron golpes al vehículo al que se subió el diputado para abandonar la zona.

El grupo de chavistas dijo, además, que permanecerían en vigilia en la zona en la que se encuentran las edificaciones parlamentarias para estar en el sitio mañana cuando lleguen al lugar los diputados electos que se instalarán en el hemiciclo de sesiones.

Ramos Allup insistió en que hoy acudirá a la ceremonia de instalación los 112 diputados opositores pese a la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de suspender la proclamación de tres de sus legisladores y de uno chavista tras señalar que la máxima Corte es un organismo “carente de legitimidad de origen”.

Más temprano, Ramos Allup dijo durante una entrevista que la investigación parlamentaria sobre robos y despilfarros de dinero público por el Gobierno de Nicolás Maduro será “de dimensiones verdaderamente colosales”.

Todo ello ocurre mientras el mismo Ramos Allup y líderes de la electa bancada chavista reiteraran la invitación a sus simpatizantes para acompañar a sus legisladores al acto de instalación de la nueva Asamblea Nacional.

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) invitó a los que votaron por este bando a caminar junto a sus diputados a lo largo de unas cuatro cuadras hasta la sede del hemiciclo de sesiones y pidió izar la bandera de Venezuela en las viviendas desde esta noche pues, dijo, se trata de “un día de fiesta”.

Asimismo, los diputados chavistas electos invitaron este lunes a sus simpatizantes a acompañarlos a su instalación, tras prometer que esta bancada defenderá “las conquistas” de la llamada “revolución bolivariana”.

Maduro pidió a los chavistas acudir en paz a acompañar a sus diputados y “sin caer en provocaciones”, al tiempo que manifestó su deseo de que la nueva Asamblea opositora lo apoye en el lanzamiento de un decreto de “emergencia nacional” para abordar los “grandes temas de la economía”, un anuncio que hará en los “próximos días”.

El presidente dijo que con este decreto, que ya tiene listo, busca “levantar uno por uno los elementos fundamentales de la producción, la distribución, la comercialización, la regulación de precios”.

“Le pido apoyo al pueblo, para que la Asamblea primero, no me sabotee los recursos (…) y segundo me facilite los caminos para el plan de recuperación económica”, dijo y comentó que próximamente también anunciará la conformación de la nueva estructura del “gabinete económico”.

En esa misma alocución que ofreció desde el palacio presidencial de Miraflores, el gobernante salió al paso a las manifestaciones de preocupación del Departamento de Estado de EE.UU. sobre la instalación del nuevo Parlamento y señaló que ese país no tiene que “meterse” en los asuntos “que son de los venezolanos”.

Asimismo, este lunes se conoció de una reforma a la Ley del Banco Central de Venezuela (BCV), promulgada por Maduro, en la que se suprime la facultad que tenía el Parlamento de elegir al directorio de la institución y se puede “suspender de manera transitoria la publicación de información” por parte de este organismo.

En la reforma se suprime la obligación que establecía que la designación del presidente debía ser ratificado por el voto de la mayoría de los miembros de la AN y ahora será designado por el presidente para un período de siete años.

Por su parte, el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino, advirtió esta jornada que la Fuerza Armada (FANB) de ese país no servirá para “desconocer” a las instituciones democráticas y pidió excluirles de la “diatriba” política en la que está inmerso el país a propósito de esta investidura. EFE (I)