Ecuador. Viernes 26 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Investigan a nuera de Bachelet por especulación inmobiliaria

Natalia Compagnon. Foto de http://boliviaya.com/

SANTIAGO, Chile (AP) — La justicia chilena inició el viernes una investigación formal a la nuera de la presidenta Michelle Bachelet por presuntos delitos tributarios en un negocio de especulación inmobiliaria, un escándalo que derribó la popularidad de la mandataria chilena.

Natalia Compagnon y otras 12 personas fueron notificadas por su presunta participación en una operación ilegal de la empresa Caval, propiedad en un 50% de la esposa del hijo mayor de Bachelet, Sebastián Dávalos.

El proceso a cargo del juez Luis Barría se desarrolla en el juzgado de garantía de Rancagua, 80 kilómetros al sur de Santiago. Como son decenas los querellantes o defensores que participarán en los alegatos, se desconoce si la sesión concluirá el viernes.

La fiscalía acusó a Compagnon y a su socio Mauricio Valero de “procedimientos dolosos encaminados a desfigurar” sus operaciones o “a burlar el impuesto” que debían pagar entre 2012 y 2014; de presentar declaraciones tributarias “maliciosamente falsas” para rebajar impuestos y de ocasionar perjuicio fiscal por 118 millones de pesos (unos 165.000 dólares), en sus declaraciones de impuesto a la renta entre 2013 y 2015.

Barría debe decidir medidas cautelares para los acusados, que pueden ir desde la prisión preventiva a la prohibición de salir del país. Aunque un querellante pedirá prisión para Compagnon, es improbable que ocurra pues los delitos que se le atribuyen tienen penas inferiores a cinco años.

La prensa no tiene acceso a la sala del juzgado, pero sí a audio e imágenes en una sala contigua.

Bachelet tenía programado estar a más de 4.000 kilómetros de distancia del tribunal pero suspendió una actividad agendada con antelación y se quedó en Santiago.

En noviembre de 2013 Compagnon, acompañada de Dávalos, solicitó un préstamo de 10 millones de dólares a un influyente empresario en plena campaña electoral de Bachelet. El crédito le fue otorgado al día siguiente de que su suegra ganara la elección en segunda vuelta en diciembre del mismo año.

El fiscal Luis Toledo explicó que Dávalos no será investigado judicialmente por tráfico de influencias porque al momento de pedir el préstamo no era funcionario público. Sí lo fue tres meses después.

Compagnon y su socio compraron terrenos agrícolas que luego vendieron en 15 millones de dólares. Las tierras subieron de precio por las gestiones ilegales de otros acusados para cambiar su uso y construir en ellas residencias y edificios.

Los restantes acusados suministraron o presentaron facturas falsas para rebajar impuestos y algunos obtuvieron ventajas indebidas dadas sus profesiones.

El escándalo del llamado “caso Caval” estalló el 6 de febrero de 2015 cuando una revista publicó un reportaje sobre la especulación inmobiliaria. Bachelet estaba de vacaciones y al retornar a Santiago no se refirió al tema hasta pasado un tiempo cuando afirmó que “no sabía nada”. La mayoría de los chilenos, según coincidentes encuestas, no le creyó y empezó un constante declinar de su popularidad. (I)

Por EVA VERGARA, Associated Press