Ecuador. Lunes 16 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ministra dice que a Evo le dijeron que su hijo con Gabriela Zapata había muerto

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, sonríe durante el cierre de campaña por el "Sí", en El Alto, Bolivia, el miércoles 17 de Febrero de 2016. (AP Foto/Juan Karita)

La Paz, 27 feb (EFE).- La ministra boliviana de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Lenny Valdivia, afirmó hoy que Gabriela Zapata, la expareja del presidente Evo Morales, le dijo al mandatario que el hijo que tuvieron en 2007 falleció, después de que una familiar de la mujer afirmara que el niño está vivo.

Publicidad

“El presidente Evo Morales Ayma ha señalado que el año 2007 reconoció a un niño que fue procreado con la señora Gabriela Zapata Montaño, pero que este niño se enfermó y que luego a él se le comunicó que este niño lamentablemente había fallecido”, dijo Valdivia en una declaración a los medios esta noche.

Agregó que las autoridades se han “sorprendido con declaraciones en sentido de que este niño estaría con vida”.

Valdivia respondió así a las declaraciones que hizo hoy una tía de Zapata, Pilar Guzmán, quien aseguró a medios locales que el hijo de ambos está vivo, que tiene entre ocho y nueve años y que se encuentra en La Paz.

Según Valdivia, al respecto “solamente puede haber dos supuestos”, uno de ellos que si el niño está vivo, “la señora Zapata le mintió al presidente Morales respecto al fallecimiento”.

El segundo escenario es que si el menor falleció, Zapata “le está mintiendo al pueblo boliviano y pretende desviar la atención” para que no se investiguen las denuncias por las que fue detenida el viernes, agregó la autoridad.

El gobernante habló sobre la supuesta muerte del menor a principios de mes presionado por las revelaciones hechas por un periodista sobre la relación del mandatario con Zapata.

Morales se ratificó varias veces en esa versión, durante la campaña para el referendo constitucional del pasado domingo, en el que la mayoría de los bolivianos rechazó su intento de buscar un cuarto mandato postulando a los comicios del 2009.

Gabriela Zapata fue arrestada el viernes a solicitud del Ministerio de Transparencia, dentro de una investigación por los supuestos delitos de legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado y complicidad en el uso indebido de influencias.

En la acusación fueron incluidos dos funcionarios del Ministerio de la Presidencia, según informaron hoy las autoridades.

La mujer comparecerá este domingo ante un juez cautelar.

La detenida fue hasta hace una semana gerente comercial en Bolivia de la empresa china CAMC Engineering (Camce), que en los últimos años firmó contratos con el Gobierno de Morales por valor de 566 millones de dólares, la mayoría por invitación directa tras haberse descartado licitaciones.

La relación de Zapata con Morales y los contratos de Camce con el Estado derivaron en una denuncia del periodista Carlos Valverde sobre un supuesto tráfico de influencias, que el mandatario y su exnovia han negado.

A petición del gobernante, las contrataciones estatales con la firma china están siendo investigadas por la Contraloría General del Estado, dirigida por un oficialista, y por una comisión del Parlamento, en el que el partido de Morales tiene la mayoría.

El Gobierno también rescindió uno de los contratos que tenía con Camce y cobró unas garantías bancarias por 22,8 millones de dólares por el incumplimiento de la obra.

Además, el Ejecutivo decidió excluir a la empresa china de las licitaciones que se sacarán a concurso para construir carreteras que se financiarán con un crédito del país asiático por 7.000 millones de dólares. EFE

Publicidad