Ecuador. Miércoles 24 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama y Jinping prometen confrontar la amenaza nuclear de Corea del Norte

El presidente Barack Obama, a la izquierda, escucha al presidente de China, Xi Jinping, hablar durante su reunión en la Cumbre sobre Seguridad Nuclear en Washington, el jueves 31 de marzo de 2016. Obama y Xi prometieron cooperar para confrontar la amenaza nuclear de Corea del Norte, mientras trabajan para atenuar las tensiones en torno a temas como la ciberpiratería, los derechos humanos y las disputas marítimas que el país asiático protagoniza con varios de sus vecinos. (Foto AP/Jacquelyn Martin)

WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama y el presidente chino Xi Jinping prometieron el jueves cooperar para confrontar la amenaza nuclear de Corea del Norte, mientras trabajan para atenuar las tensiones en torno a temas como la ciberpiratería, los derechos humanos y las disputas marítimas que el país asiático protagoniza con varios de sus vecinos.

Al inaugurar la cumbre mundial para la seguridad nuclear cerca de la Casa Blanca, Obama también se reunió con los gobernantes de Japón y Corea del Sur para pedir más medidas conjuntas para disuadir a Corea del Norte. La muestra de unidad diplomática se presenta mientras los líderes mundiales buscan acelerar la presión sobre el gobierno del país insular luego de provocaciones nucleares preocupantes.

“El presidente Xi y yo estamos comprometidos con la desnuclearización de la península de Corea”, dijo Obama mientras él y Xi se reunían en el marco de la cumbre. “Vamos a discutir cómo podemos desalentar acciones como los ensayos de misiles nucleares que incrementaron las tensiones y violaron las obligaciones internacionales”.

Estados Unidos ha instado desde hace mucho tiempo a China, aliado tradicional de los norcoreanos, a asumir un papel más enérgico en presionar a Corea del Norte para que renuncie a su programa de armas nucleares. El gobierno de Obama se sintió alentado por el papel de China en la aprobación de nuevas sanciones estrictas de la ONU para castigar a Corea del Norte, e insta a Beijing a implementar esas sanciones diligentemente.

Incluso en un guiño a las profundas tensiones entre Estados Unidos y China, Obama declaró que planeaba plantear temas espinosos durante la reunión, incluida la disputa por el Mar de la China Meridional, donde China está haciendo valer reivindicaciones territoriales a pesar de los reclamos de sus vecinos. Repitiendo continuamente el cuidadoso lenguaje diplomático que prefiere Beijing, Obama afirmó que Estados Unidos recibe con satisfacción el ascenso pacífico de China hacia la prosperidad.

“Aprecio mucho la disposición del presidente Xi para tener conversaciones sobre estos temas de una manera constructiva”, sostuvo Obama.

Xi, al dirigirse a los periodistas a través de un traductor, dijo que las dos potencias económicas mantendrían profundas relaciones comerciales, en aplicación de la ley y el cambio climático. Aseguró que Estados Unidos y China deben trabajar juntos en promover la paz a la luz de la creciente amenaza terrorista mundial.

“China y Estados Unidos tienen la responsabilidad de trabajar juntos”, afirmó Xi. En cuanto a sus “disputas y desacuerdos”, el líder chino dijo que ambas partes podrían “buscar soluciones activas a través del diálogo y la consulta”.

Al concluir su encuentro, Estados Unidos y China emitieron una declaración conjunta en la que prometieron colaboración sólida para mejorar la seguridad nuclear “para el beneficio común y la seguridad de todos”.

La preocupación por la reciente prueba y lanzamiento de cohetes nucleares de Corea del Norte condujo el programa en el primer día de la cumbre de dos días, la última gran oportunidad de Obama para dirigir la atención mundial sobre las múltiples amenazas nucleares que acechan al mundo, antes de que concluya su período presidencial a comienzos del año próximo.

Obama se reunió con el primer ministro japonés Shinzo Abe y con la presidenta surcoreana Park Geun-hye, dos aliados de Estados Unidos sumamente preocupados por Corea del Norte. Es una repetición de la reunión similar que tuvieron los tres países en 2014, durante la pasada reunión sobre temas nucleares, en La Haya. (I)

Por MATTHEW PENNINGTON y JOSH LEDERMAN, Associated Press