Ecuador. Domingo 25 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

China espera que encuentro entre Xi y Obama “coseche resultados beneficiosos”

Fotografía de archivo del 25 de septiembre de 2015 del presidente Barack Obama (derecha) haciendo una pausa durante una conferencia de prensa con el presidente chino, Xi Jinping (izquierda), en el Rosedal de la Casa Blanca en Washington. (Foto AP/Evan Vucci, Archivo)

El Gobierno chino espera que el encuentro entre el presidente Xi Jinping y su homólogo estadounidense, Barack Obama, previsto para mañana, sábado, en la víspera de la cumbre del G20 en Hangzhou (este de China), “coseche buenos resultados”.

Publicidad

Zhu Guangyao, viceministro de Finanzas chino, aseguró en una rueda de prensa que el país cuenta con obtener buenos resultados tanto en cooperación bilateral como en coordinación de asuntos multilaterales del encuentro Xi-Obama y de su posterior participación conjunta en la cumbre del G20 (el 4 y 5 de septiembre).

“Xi otorga gran importancia a los lazos económicos entre China y Estados Unidos, y las dos economías están ahora íntimamente interrelacionadas”, manifestó Zhu desde Hangzhou, según publica hoy la agencia oficial Xinhua.

Ambos países, señaló Zhu, “se han dado cuenta de que su prosperidad económica depende en gran medida del desarrollo del otro, por lo que los dos atesoran las cercanas relaciones forjadas con esfuerzo”.

El viceministro chino indicó que, durante un encuentro con Obama este año, Xi enfatizó la importancia de que las primeras economías mundiales lleven sus relaciones bajo los principios de “no conflicto, no confrontación, respeto mutuo y ganancias mutuas”.

La de mañana será la octava vez que ambos presidentes se ven, y la cuarta vez que celebran una reunión bilateral oficial desde su primer encuentro en California en 2013.

En el plano económico, ambos países negocian desde hace años un tratado de inversión bilateral (BIT), mientras el comercio bilateral alcanzó en 2015 los 558.400 millones de dólares, un ligero 0,6 por ciento por encima del año pasado, según cifras del Ministerio de Comercio chino.

Del lado político, se espera que ambos líderes discutan sobre la amenaza nuclear norcoreana, las tensiones en el mar de China Meridional, la guerra siria, las renovadas tensiones entre Rusia y Ucrania y el acuerdo nuclear con Irán, entre otros temas.

Se prevé que el aspecto más positivo de las conversaciones gire en torno a la lucha común contra el cambio climático, que ha definido la relación entre ambos líderes desde el comienzo, y cuya guinda podría ser el anuncio de la ratificación conjunta del acuerdo alcanzado en la cumbre de París a finales del pasado año. EFE (I)

Publicidad