Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Miles de personas se manifiestan en São Paulo ante a la casa de Temer

Decenas de militantes de movimientos sociales protestaron hoy frente a la residencia particular en Sao Paulo del presidente brasileño, Michel Temer, del que piden su salida del Gobierno que asumió plenamente el pasado 31 de agosto con la destitución definitiva de Dilma Rousseff.

Publicidad

Unos 5.000 manifestantes, según los organizadores, se concentraron al final de la tarde de este jueves en el Largo da Batata, una plaza en la zona occidental de la mayor ciudad brasileña, y marcharon hacia el domicilio particular de Temer, en el vecino barrio de Alto de Pinheiros.

Los manifestantes pidieron la salida de Temer, quien deberá completar el mandato de Rousseff hasta el 1 de enero de 2019, y la anticipación de las elecciones presidenciales previstas para octubre de 2018.

La protesta, convocada en las redes sociales por el Frente Pueblo Sin Miedo y el Frente Brasil Popular, es la novena consecutiva contra Temer en Sao Paulo.

Las manifestaciones contra Temer comenzaron en varias ciudades después de que el Senado, con 61 votos a favor y veinte en contra, destituyera definitivamente a Rousseff.

La ahora expresidenta fue acusada de haber cometido irregularidades fiscales en los informes de rendición de cuentas públicas en su gestión de 2014 y 2015.

Los movimientos, bajo el ya conocido grito “Fuera Temer”, también piden por la manutención de los derechos sociales y laboristas y rechazan el programa del nuevo Gobierno.

En el acto de hoy fue leído un manifiesto que será entregado al gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, en el que profesores, intelectuales y representantes de movimientos sociales piden el fin de la “represión policial” contra las manifestaciones.

Cinco de las nueve marchas en Sao Paulo en apoyo a Rousseff y contra el Gobierno de Temer terminaron con la intervención policial, lo que provocó violentos enfrentamientos, depredaciones de locales comerciales y detención de personas.

“Quien pensó en que la decisión del Senado por la destitución de la presidenta Dilma iba a pacificar el país, cree en cuentos de hadas. La población no va a aceptar el programa desastroso que los golpistas pretenden implementar. La resistencia está solo comenzando”, dijo el líder del Movimiento de los Sin Techo, Guilherme Boulos, uno de los coordinadores de la manifestación.

La residencia de Temer estaba resguardada por la Policía Militarizada desde antes de la llegada de los manifestantes. EFE (I)

Publicidad