Ecuador. Lunes 5 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Irak advierte a Turquía que defenderá su soberanía “a toda costa”

(Foto AP/Emrah Gurel)

El ministro de Exteriores de Irak, Ibrahim al Yafari, demandó a las tropas turcas que se retiren de territorio iraquí y advirtió que defenderán su soberanía “a toda costa”.

Publicidad

“Queremos mantener la cooperación con Turquía, pero defenderemos nuestra soberanía a toda costa. No aceptamos ningún tipo de intromisión de países vecinos o de otros países”, manifestó Al Yafari, en una entrevista divulgada hoy en “France 24”.

Las fricciones de Irak con Turquía, países que comparten una frontera de unos 350 kilómetros, han aflorado por la presencia turca en la ciudad de Bashiqa, donde instructores turcos entrenan a milicias locales suníes para el asalto a la vecina Mosul, bastión del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

A pesar de las demandas de Bagdad, Ankara se ha negado a retirar su contingente y ha asegurado que sólo tiene una misión de entrenamiento, no de combate, a pesar de la presencia de tanques y blindados.

“Cuando los turcos entraron en Bashiqa ya dijimos claramente que era una violación de la soberanía iraquí”, recordó Al Yafari, quien dijo tener el respaldo de la comunidad internacional en este asunto.

El ministro advirtió que “las fuerzas políticas y militares” de Irak están “vigilantes” y añadió que la prioridad es “proteger la soberanía iraquí y su integridad territorial”.

Al Yafari admitió que han permitido la presencia de las fuerzas extranjeras de la coalición internacional, compuesta por potencias occidentales como Estados Unidos y Francia, pero bajo “determinadas condiciones”.

“Hemos pedido ayuda, es cierto, pero bajo unas determinadas condiciones (…) Claro que la coalición nos está ayudando ahora en varias cuestiones, por ejemplo con la fuerza aérea, pero está descartado que haya tropas de tierra” de la coalición, resaltó.

Al Yafari, que estuvo ayer en París en una reunión internacional acerca de la batalla de Mosul, se mostró preocupado por la situación de los civiles en la ciudad (se estima que hay en torno a un millón).

“Queremos evitar que el EI use a los civiles como escudo humano. Las fuerzas iraquíes han avanzado rápido, pero teniendo cuidado con las vidas de los civiles”, señaló.

El ministro aclaró el papel de las milicias chiíes que apoyan al Ejército iraquí, en respuesta a la tensión que pueden crear con las facciones suníes.

“Son elementos muy importantes, que están bien capacitados y son muy disciplinados”, dijo Al Yafari, quien adelantó que una parte de esta milicia será “reintegrada” en el Ejército iraquí para hacer frente a la “amenaza” del terrorismo. EFE (I)

Publicidad