Ecuador. Miércoles 7 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Casi 200 menores han sido trasladados a Reino Unido desde campo de refugiados

Las autoridades francesas demolieron el lunes una iglesia y una mezquita improvisadas en un campamento en Calais poblado por millares de migrantes.

Calais (Francia)(EFE).- Un total de 194 menores no acompañados han sido trasladados en la última semana al Reino Unido desde el campamento de inmigrantes conocido como la Jungla de Calais (norte de Francia), que va a ser desmantelado a partir del lunes, informó hoy la ONG France Terre d’Asile.

Publicidad

De ellos, 141 se beneficiaron de la reunificación familiar y 53 niñas fueron llevadas allí por su condición de vulnerabilidad, pese a no contar con allegados.

La normativa que posibilita que sean trasladados al Reino Unido menores refugiados no acompañados de adultos, pero que son considerados particularmente vulnerables, fue aprobada a raíz de los esfuerzos efectuados en abril por el laborista británico Lord Dubs.

La organización Human Rights Watch recordó este sábado que, según estimaciones policiales, viven en la Jungla unos 900 menores no acompañados, si bien algunas ONG elevan esa cifra a entre 1.300 y 1.600.

De ellos, unos 400 tienen derecho a cruzar legalmente al Reino Unido por los familiares que tienen en suelo británico, pero el resto, de acuerdo con asociaciones humanitarias, se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad si no se les ofrece un plan de acogida rápido y seguro antes del desmantelamiento.

La evacuación de la Jungla, en la que viven más de 6.400 personas, comenzará este lunes a las 08.00 hora local (06.00 GMT) y se prolongará a lo largo de la semana.

Representantes de los diversos servicios estatales implicados en la evacuación comenzaron hoy oficialmente a informar a ese colectivo del desarrollo de la operación, para la que han sido movilizados más de 1.250 policías y gendarmes.

Los demandantes de asilo que se encuentran en el centro temporal abierto en Calais por las autoridades recibieron animados las instrucciones para ser reubicados.

“Es un sueño para mí quedarme en Francia”, aseguró uno de ellos tras escuchar a los voluntarios que le indicaban las instrucciones a seguir.

Menos favorables al traslado son los inmigrantes que se encuentran en el campamento improvisado, conocido como “la Jungla”, donde anoche se registraron enfrentamientos con las fuerzas del orden que se repitieron a lo largo de la mañana.

En la emisora Europe 1, el ministro francés de Urbanismo, Patrick Kanner, solicitó hoy a las ciudades de los centros de acogida y orientación en los que van a ser redistribuidos sus habitantes respeto y humanidad hacia esas personas.

Kanner advirtió, además, a militantes de organizaciones como “No Border” y a “provocadores de la extrema izquierda” de que el Estado no permitirá protestas que obstaculicen el avance de la operación. EFE (I)

mgr-lmpg/acm

Publicidad